X
FRANCISCO PERERA > PRESIDENTE DEL COLEGIO OFICIAL DE DENTISTAS DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

“Ahora mismo no hay necesidad de tanto profesional de la odontología”

   

Francisco Perera

Francisco Perera defiende la necesidad del colegio profesional para garantizar la calidad del servicio que prestan los dentistas. / DA

MARCOS RODRÍGUEZ | Santa Cruz de Tenerife

En diciembre del año pasado se presentó el anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales, el texto que regula algunas de las actividades llevadas por los colegios oficiales. Entre ellas, destaca la colegiación voluntaria de algunas profesiones. A juicio de los dentistas este anteproyecto ha implicado una serie de modificaciones administrativas y legislativas. Para conocer mejor las transformaciones a las que se enfrenta esta profesión, DIARIO DE AVISOS ha hablado con Francisco Perera, el presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife.

-¿Cuántos colegiados están registrados en Tenerife?

“La cifra está alrededor de los 560, aunque está creciendo exponencialmente. En España la cifra se ha triplicado en 20 años, y ahora mismo está en 27.000. Con el aumento de facultades públicas y especialmente privadas, la cifra llegará posiblemente a los 40.000 en 2020”.

-En la actualidad no existe una facultad de odontología en Canarias, ¿cree que es necesaria?

“No hay necesidad de tanto profesional de la odontología ahora mismo. Es formar a más dentistas de los que hacen falta. Eso es una política, desde el punto de vista universitario, equivocada. En estos momentos, el colegio registra pocos parados. Pueden estar unos meses en el paro, pero después encuentran trabajo”.

Sin colegios profesionales no se sabría quién está preparado y habría más intrusismo

-¿Qué servicios presta el colegio a los profesionales?

“Desde el punto de vista administrativo se registran todos los colegiados, tanto por cuenta propia como ajena, porque es indispensable para ejercer. Ellos tienen que dar parte de dónde están trabajando. Nosotros ofrecemos formación continuada a través de cursos, una oferta que es gratuita a diferencia de lo que ocurre en otros colegios de dentistas en España gracias a que la Comisión Científica se ha movido mucho y ha conseguido apoyos y subvenciones. Por otro lado, también damos cuenta de todas las novedades de legislación que afectan a la profesión e informamos a los colegiados de todas las obligaciones que tienen que cumplir, es decir, solucionamos todas las dudas que se le presenten en el ejercicio. Toda esa comunicación se gestiona completamente por correo electrónico o por la página web. Para hacerlo de la mejor manera posible, mantenemos relaciones con el Servicio Canario de Salud (SCS) a la hora de dar de alta las consultas. Además, colaboramos con ellos a través del Plan de Atención Dental Infantil de Canarias (Padican), llevando toda la parte administrativa de este programa”.

-¿Cómo ha afectado la Ley de Servicios Profesionales a los dentistas?

“Hemos tenido que renovar los estatutos e incluir una serie de obligaciones, se ha incluido la ley de servicios para todos los colegiados y determinadas gestiones administrativas. En cuanto a la colegiación voluntaria, todavía no ha salido el Real Decreto que define qué profesiones la tendrán, pero probablemente al sector sanitario no le afectará”.

-¿Qué implicaría una colegiación voluntaria para la profesión?

“Si pudiera ejercer cualquiera sin ningún tipo de control se favorecería la aparición del intrusismo. De esta manera es más sencillo saber quién está preparado para trabajar en ello. Si no existiera el colegio, ese tipo de control ya no podría llevarse. Siempre hay que velar por la salud de los pacientes y sería un peligro para ellos”.

Santa Cruz de Tenerife cuenta con cerca de 560 dentistas registrados

-Una de las actividades que lleva a cabo el colegio son las campañas de salud oral para prevenir enfermedades…

“Hacemos campañas anuales de cáncer oral, de diabetes y salud oral o de salud de las encías. Además, a nivel local realizamos actividades de un día enfocadas a la difusión de hábitos de salud. También creamos un guión con unos títeres y, a modo de cuento, explicamos a los niños el cepillado. De esta manera, llevamos los consejos de salud a más de 20 colegios públicos de una forma más atractiva para los niños. En abril presentaremos una dirigida a los más pequeños y a los adolescentes que hemos lanzado junto a Cruz Roja, aunque ya hemos hecho talleres previos y se han divulgado los logros de la campaña de 2012”.

-También realizan una labor de mediación en caso de denuncia entre usuarios y colegiados. ¿Cómo se tramita desde el colegio profesional?

“El paciente presenta su reclamación en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC,) en la Oficina de Defensa de los Derechos de los Usuarios Sanitarios (ODDUS) o en el colegio directamente. Esa reclamación se recoge y se avisa al doctor en cuestión para que aporte todo lo que crea necesario en su defensa. La Comisión de ética o la Comisión Deontológica estudian el caso e intenta llegar a un acuerdo. De todas formas, el colegio no tiene capacidad sancionadora, solo se alude al comportamiento ético y el código deontológico de esta misma profesión”.

-¿Podría darnos algunos consejos sobre salud oral?

“Para mantener una salud oral buena es imprescindible la higiene oral. Hay que cepillarse los dientes después de cada comida poniendo especial énfasis antes de ir a dormir. Que el paciente se mentalice de que debe ir al dentista a revisarse una o dos veces al año. Con eso eliminaremos el 80% de la patología de la boca. A veces eso cuesta por el miedo. Por eso, estamos intentando eliminar el terror al dentista. Esa imagen del odontólogo doloroso debe desaparecer. Es una leyenda que se transmite de padres a hijos. A mí me sorprende cuando llegan niños por primera vez a la consulta y ya están aterrorizados. La profesión que debería perder ese mito”.