X
reforma administración local >

Los alcaldes temen los efectos de la reforma en la Administración

   

Los alcaldes se reunieron para abordar este asunto en la sede insular de la Fecam. / DA

Los alcaldes se reunieron para abordar este asunto en la sede insular de la Fecam. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Los alcaldes palmeros, entre los que figuran populares, los socialistas y los nacionalistas, están de acuerdo en los riesgos latentes que suponen la reforma de la administración local que está realizando el Gobierno estatal para la autonomía local y la garantía de la prestación de algunos servicios básicos.

“Nos parecen positivas algunas cuestiones de la Ley en cuanto al cambios de algunas competencias, porque hace años que venimos prestando servicios para los que no hemos contado ni contamos con ficha económica de otras administraciones”. El presidente de la comisión insular de la Federación Canaria de Municipios y alcalde Puntagorda, Vicente Rodríguez, aclaró que pese a esa impresión, “también tenemos el temor de que surjan deficiencias en los servicios esenciales a los vecinos si finalmente eses competencias se transfieren a administraciones como el Gobierno de Canarias. Lo lógico sería que las mantuviéramos pero con ficha financiera”.

DESPOBLAMIENTO

Los alcaldes palmeros, fundamentalmente los de aquellos más pequeños tales como Fuencaliente, Barlovento y Garafía, entre otros, temen el despoblamiento de sus municipios a medio y largo plazo si prospera, en los términos que lo ha planteado el Partido Popular en el Gobierno, la reforma de la Ley de la administración local.

“Las fórmulas que pretenden aplicar, pese a que quieran suavizarlo, menoscaba el equilibrio territorial y la igualdad, dado que si un municipio pequeño no puede ofrecer determinados a las familias, terminarán mudándose a otros más poblados donde sí tengan cubiertas esas necesidades”. El asunto fue abordado en una reciente reunión de los regidores locales palmeros celebrada en la sede insular de la Fecam, en Santa Cruz de La Palma, donde Vicente Rodríguez subrayó que “en este tema sí que el Gobierno español debería tomar como referente a Alemania, dado que su reforma de la administración local mantienen una densidad media de 10.000 habitantes, mientras que en Canarias, ese mismo parámetro es de 24.000 personas por localidad”. Rodríguez citó a Castilla León, donde “hay dos millones de habitantes, los mismos que Canarias, y 2.240 municipios frente a los 88 de Canarias”.

[apunte]
QUE SEA JUSTA

Más allá de la política. El signo político está más allá de la posición adoptada por los alcaldes palmeros en torno a la reforma de la administración local. Así, los diez ayuntamientos donde el Partido Popular tiene responsabilidades de gobierno se suman, tal y como explicó el presidente de la comisión insular de la Fecam, a la posición que mantiene esa misma entidad, que ha exigido el respeto a las singularidades del territorio insular. Más allá de esa declaración de intenciones, el presidente insular del PP, Asier Antona, insistió semanas atrás en los parabienes de la controvertida reforma de la administración local. Los populares han recordado que el documento será sustancialmente mejorado durante su tramitación, dado que “todavía no es ni siquiera un anteproyecto”. Antona explicó en esas fechas que que “lo hemos analizado en el comité de dirección y en La Palma pasaríamos de tener 45 concejales liberados a perder solo uno”. En el caso de la capacidad de nombramiento de personal de confianza por parte de los grupos de Gobierno municipal “ahora mismo hay 10 personas como personal de confianza, y si entrara en vigor la reforma aumentaría a 12 personas”. Estos argumentos no reducen el temor de los regidores, que quieren una reforma justa con las necesidades de los ciudadanos.

[/apunte]