X
TRANSPORTES >

No habrá declaración de Obligación de Servicio Público para los vuelos entre la península y Canarias

   

EFE | Santa Cruz de Tenerife

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, dijo hoy que no se dan las condiciones para una declaración genérica de obligación de servicio público en las conexiones aéreas entre Canarias y la península.

Berriel, que respondió en comisión parlamentaria a una pregunta sobre este asunto formulada por el diputado nacionalista José Miguel Ruano, consideró que al haber cuatro compañías aéreas operando en esas rutas, la Comisión Europea no admitiría la declaración de servicio público.

El consejero dijo que el Gobierno de Canarias ha planteado al Ministerio de Fomento la conveniencia de fijar unos umbrales mínimos de conectividad bajo los cuales la declaración de obligación de servicio público se aplicaría automáticamente.

Berriel aseguró que el ejecutivo canario hace todo lo que puede para mejorar la conectividad, pero “hay que ser realistas”, pues eso “no depende de la voluntad del Gobierno”.

Una compañía privada como Iberia no aumenta la oferta en función de que alguien se lo pida, sino de su rentabilidad, explicó.

Señaló que el Gobierno de Canarias no tiene información suficiente ni de Aena ni de la Dirección General de Aviación Civil sobre el tráfico aéreo, por lo que consideró positivo que el Ministerio haya puesto en marcha el observatorio de conectividad aérea para que mejore la situación.

El diputado José Miguel Ruano puntualizó que aunque hay libre competencia en el transporte aéreo, Iberia opera como monopolio en una instalación pública como la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid, de manera que sí puede haber “una acción política” que garantice los vuelos, las frecuencias, las plazas y los precios adecuados para Canarias.

“No hacemos un planteamiento general de obligaciones de servicio publico”, sino que se garanticen las conexiones necesarias para que “Canarias no se aisle más”, indicó Ruano.

Poco antes de la presencia del consejero en la Comisión de Obras Públicas y Transportes del Parlamento de Canarias, esta aprobó, con el voto en contra del PP, que se declare la conexión aérea entre La Palma y Madrid como de obligación de servicio público, de manera que se establezca una frecuencia diaria.

Actualmente, la conexión entre Madrid y La Palma tiene tres frecuencias semanales, insuficientes para garantizar el desarrollo socioeconómico de la isla, según expuso el diputado nacionalista José Luis Perestelo en la defensa de la proposición no de ley aprobada.

Perestelo dijo que la reducción de frecuencias y operaciones en el último año ha afectado especialmente a La Palma, y alertó de que las conexiones pueden verse reducidas a dos a la semana.

“Una frecuencia diaria es necesaria, es de justicia”, porque no se trata de un lujo sino de una necesidad, dijo Perestelo, y subrayó que en el caso de Menorca se han establecido dos frecuencias diarias.

Recordó que todo el sector empresarial y turístico de La Palma ha pedido al Gobierno canario que realice gestiones para garantizar las conexiones aéreas.

Julio Cruz, del grupo socialista, dijo que es esencial evitar la incertidumbre sobre la continuidad de las conexiones aéreas entre Madrid y La Palma y dar seguridad a todos los operadores, así como fijar unas tarifas máximas mediante la declaración de servicio público.

La diputada del PP María Teresa Pulido indicó que La Palma se ha visto muy perjudicada, aunque consideró que se trata de una situación coyuntural, y recordó que el Gobierno central, para declarar una obligación de servicio público, tiene que ajustarse a unas normas europeas y sólo podrá hacerlo si es viable jurídicamente.

No obstante, consideró necesario mejorar las conexiones aéreas con La Palma.