X
boxeo>

Dos retornos convincentes

   

<
>

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

El buen momento del boxeo tinerfeño no tiene fecha de caducidad. Hay garantías de subsistencia para los próximos años… y también para el presente. El sábado quedó demostrado en la velada que se celebró en el polideportivo de Las Torres, en Adeje, donde los más jóvenes dejaron muestras de su buen nivel y los profesionales evidenciaron que están llamados a conseguir metas mayores.

Lo dejó claro el campeón de España del peso crucero, Ibrahim López, con un buen triunfo en el tercer asalto frente a un rival que sorprendió después de llegar a la Isla con ciertas reticencias. Y es que Álex Matamoros no fue la víctima que parecía. El fajador colombiano aguantó a buen nivel los dos primeros asaltos en los que Ibrahim trató de acabar con el pleito por la vía del cloroformo.

“Me cegué al principio en noquearlo y trabajé bien y le metí manos duras, pero no lo encontraba y decidí empezar a boxear con más tranquilidad”, reconoció ayer el fajador de Candelaria, que derribó a Matamoros al final del segundo asalto y lo volvió a llevar a la lona definitivamente en el tercer episodio. “Fue un buen combate, una buena prueba. Me encontré bien y traté de hacer las cosas que habíamos trabajado”, destacó el campeón nacional, que reconoció que había notado “la falta de ring de estos últimos meses”.

La próxima cita para Ibrahim llegará el día 19 de abril. Será en Madrid, en la final del Torneo Futuros Campeones y tendrá delante un rival aún por designar pero que, en principio, le hará pasar más dificultades que les que pasó el sábado ante Álex Matamoros. La intención de su promotora, Maravillabox, es que después de ese combate pueda hacer una defensa de su título nacional o un cinturón de alguna organización, siempre en tierras tinerfeñas.

DIRECTO A LA GLORIA
El retorno de Zeben Díaz, tras seis años alejado del boxeo, resultó aún más esperanzador si cabe. El fajador del Star Gym dejó un muy buen sabor de boca venciendo en el segundo asalto al marroquí Hicham Hanini, un debutante atípico que, al igual que Matamoros, opuso más resistencia de la prevista.

Después de dedicarse exclusivamente al kickboxing, Zeben admitió que en su vuelta se encontró “cómodo” y que lo que más le costó asimilar fue “la distancia del boxeo y la forma de trabajar porque en kickboxing las series de manos son más cortas, con dos manos, y aquí hay que estar combinando continuamente”.

Zeben salió contento de su retorno al boxeo y el público y sus promotores se quedaron prendados de su puesta en escena y del resultado final. “Salí a tirarlo de entrada, no quería complicarme y la idea que tenía en mente era noquearlo, pero era un rival muy raro, trabajaba de forma muy poco ortodoxa, metía mucho la cabeza”, confesó ayer el pupilo de Manolo Requejo, que relató que ya en el segundo asalto “como no lo había tirado, decidí que no había que arriesgar y que iba a boxear tranquilo para rodar y hacer los cuatro asaltos”.

Justo cuando cesó en su intento de acabar el compromiso por la vía rápida fue cuando llegó el desenlace. “En el primer asalto lo había cogido con buenas manos, pero demostró tener mucha capacidad de encaje, y en el segundo asalto lo sorprendí con una serie y fue cuando cayó”, admitió Zeben.

Para el fajador capitalino también habrá premio de inmediato. Su presencia en la gala de las semifinales del Torneo Futuros Campeones está asegurada y suena el grancanario David Pulido, que viene de perder antes del límite con Rubén Varón, como posible rival. Será el día 5 de abril en Madrid.

Allí le espera un público que tiene muchas ganas de ver cómo evoluciona. Entre ellos el exboxeador y ahora preparador Sento Martínez. El valenciano fue víctima de Zeben Díaz hace nueve años en el Pancho Camurria. “Es el único boxeador que me ha puesto a dormir en casi cien combates”, desvelaba la misma noche del retorno de Zeben al boxeo.

“Está muy fuerte, tiene ritmo, entrena muy duro y pega como un animal, lo tiene todo para poder ser campeón de España del peso wélter”. Eran las palabras de un Sento Martínez que dejó claro que la vuelta de Zeben “es una de las mejores noticias del año para el boxeo español”.