X
DEPORTES >

El Gobierno de Canarias levanta el veto a los menores para boxeo y kickboxing

   

FEDERACION CANARIA DE KICKBOXING

Imagen de la reunión de la Federación Canaria de Kickboxing, con los representantes de sus clubes. / DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Una semana ha durado la polémica decisión del Gobierno de Canarias de limitar la práctica y la presencia del boxeo y el kickboxing a los menores de edad. El pueblo habló a favor de estas dos disciplinas y la decisión, a todas luces inconsciente y tomada desde el desconocimiento, ha sido condicionada por un comunicado enviado ayer a las dos Federaciones por parte de la Dirección de General de Dependencia, Infancia y Familia del Gobierno de Canarias, que dirige José Gilberto Moreno.

Así, el ejecutivo regional ha tomado la decisión de dejar en manos de las dos instituciones el régimen a utilizar para reglar la presencia, tanto activa como pasiva, de los menores de 18 años en las actividades relacionadas con el boxeo y el kickboxing. La principal conclusión a la que se llegó es la de tener registrado a todos los menores de edad que practiquen estos deportes mediante la correspondiente licencia federativa y que sus comparecencias en competiciones se hagan “evitando que se puedan causar graves daños con la aplicación correcta de los equipos de protección correspondientes y obligatorios”.

En cuanto a la presencia de jóvenes de menos de 18 años de edad en eventos no hubo una especificación clara, pero la normativa vigente en la ley de espectáculos públicos reza que podrán asistir siempre y cuando el evento en cuestión no termine más allá de las 00.00 horas y que no se dispensen bebidas alcohólicas en las instalaciones donde se esté celebrando la velada o competición correspondiente.

La medida, en principio, no afecta al resto de los deportes de contacto a los que el polémico artículo al que se amparaba la prohibición o limitación podía salpicar y es que ningún reglamento deportivo refleja en sus normas la posibilidad de poder infligir daño físico a un participante en una de estas modalidades deportivas.

La noticia del levantamiento del veto fue acogida con buen talante por parte de los presidentes de la Federación Tinerfeña de Boxeo, Juan Tomás Rodríguez y del presidente de la Federación Canaria de Kickboxing, Javier Rolo, aunque todo ha quedado en provisional a la espera de que los dos federativos se vean las caras con Ramón Miranda, director general de Deportes del Gobierno de Canarias.

El revuelo social causado por la noticia que se conoció la semana pasada ha ejercido de elemento de presión fundamental para que esta medida haya sido acotada de tal forma que llega a ser hasta benéfica para las federaciones locales.

LOS PRACTICANTES

Así, todos los practicantes tendrán que estar dados de alta con su respectiva licencia y los técnicos y entrenadores tendrán que tener título y licencia en vigor para poder ejercer esta actividad.

“Esta es la mejor forma de acabar, de paso, con el intrusismo profesional que veníamos padeciendo, sobre todo en el kickboxing”, señaló ayer Javier Rolo, al término de la reunión que celebró con una buena representación de los clubes de la Isla.

[apunte]

ENTERRADA EL HACHA DE GUERRA

El presidente de la Federación Tinerfeña de Boxeo, Juan Tomás Rodríguez, aseguró que estaba “muy satisfecho” por la noticia recibida. “Nosotros ya veníamos llevando a cabo todas estas medidas desde que entraron en vigor, es algo que siempre hemos respetado por el bien de nuestro deporte y de nuestros jóvenes deportistas, pero lo bueno es que se ha aparcado este tema y que podemos seguir realizando nuestra labor con tranquilidad”, dijo Rodríguez, que hoy celebrará el triunfo moral en la velada de los Futuros Campeones en Adeje.

Para Javier Rolo, presidente de la Federación Canaria de Kickboxing, este asunto es algo que “se ha precipitado y nunca debió suceder” ya que las mismas medidas que recomiendan en el domunicado desde el ejecutivo regional se vienen usando desde el comienzo de la actividad reglada, igual que en el boxeo.

[/apunte]