X
tribunales >

El Gobierno pagará 22.000 euros por el crimen de un menor fugado

   

Imagen de archivo del centro de menores Nivaria (El Rosario). | DA

Imagen de archivo del centro de menores Nivaria (El Rosario). | DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha rechazado los recursos presentados por la Fiscalía y la Dirección General del Menor y la Familia contra la sentencia que condenó a un marroquí que era menor cuando se cometieron los hechos a cuatro años de internamiento como autor de una tentativa de asesinato y dos delitos de lesiones.

Esta decisión judicial convierte en firme la sentencia y supone, entre otras consecuencias, que el Gobierno canario deberá abonar aproximadamente 22.000 euros en indemnizaciones dado que el culpable, un delincuente habitual, se encontraba bajo custodia del Ejecutivo en un centro especializado de Tenerife.

El joven marroquí que en la actualidad tiene 20 años y al que considera autor de un delito de asesinato en grado de tentativa y otros dos de lesiones por los hechos acaecidos tras la celebración del DJ Aguere de 2010, recibe tal pena -a cumplir en centro penitenciario- porque le faltaba menos de un mes para ser mayor de edad, por lo que se acoge a los beneficios de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor aún vigente.

Cabe destacar igualmente que la víctima de la tentativa de asesinato, a la que el joven marroquí cortó la yugular con un casco de botella roto en un ataque sorpresivo, tenía 14 años en el momento en que tuvo lugar el suceso, septiembre de 2010. Por lo que respecta a los hechos considerados como probados, la sentencia relata un ataque brutal por parte de un grupo de marroquíes que recorre parte de la lagunera plaza del Cristo armados de navajas, cascos de botellas rotos y otros objetos punzantes.

En su recorrido se entrecruzan las víctimas, alguna sorprendida cuando acudía a la zona de baile, otro que atiende al reclamo de la pelea y un tercero que, simplemente, estaba allí.

Los resultados de semejante exhibición de violencia pasan desde la milagrosa salvación del chico de 14 años, que debe la vida a la rápida actuación de los sanitarios y a la pericia de los especialistas del Hospital Universitario de Canarias, a la paliza que recibe otro chico cuando cae al suelo y es pateado a la vez que uno de los agresores le hace un corte por gran parte del cuero cabelludo.

Se da la circunstancia de que el ahora condenado ya cumple condena en una prisión de la ciudad de Barcelona, al parecer como autor de un delito contra la propiedad cometido en la Ciudad Condal.

Ahora, y tal y como ya ha ocurrido en otros casos, la Dirección General del Menor volverá a pagar como responsable civil subsidiario, dado que el joven marroquí ahora condenado estaba bajo custodia, en el momento en que tuvieron lugar los hechos, de dicha dirección general, atendiendo así a la solicitud de Ruth Hernández, la letrada que representó la víctima. Concretamente, estaba internado en el ya cerrado centro de menores Nivaria.