X
alimentación >

Los hogares canarios desembolsan una media de 4.100 euros anuales en comida y bebida

   

EUROPA PRESS | Las Palmas

Los hogares canarios desembolsan una media de 4.151 euros anuales en la adquisición de alimentos, en concreto, comida y bebida, donde son necesidades básicas aunque supone un 5 por ciento menos que la media del informe difundido este martes por Eroski Consumer (cerca de 4.361 euros).

En el conjunto de España, emplean al año una media de casi 4.400 euros en la adquisición de comida y bebida, mientras que, a título individual se desembolsa cerca de 1.700 euros, contexto donde la carne se alza como el “producto estrella” al que se destina más dinero.

En concreto, según remarca el estudio, la carne es el producto en el que más invirtieron las familias españolas. Así, este alimento concentra el 23 por ciento del presupuesto destinado a la alimentación. Su gasto se orienta en primer lugar en la charcutería, después hacia la carne de ave, le sigue la de bovino, la de porcino y en último lugar, los despojos y casquería.

Al gasto en carne, le siguen el pan y los cereales con un 15 por ciento. Alrededor de un 12 por ciento de la liquidez total de las familias se destina a leche, queso y huevos, y también al pescado. Rondando el 9 por ciento se encuentra la partida de las frutas y las hortalizas y el 5 por ciento, las aguas minerales, bebidas refrescantes y zumos. Por último, al resto de categorías de productos se destina menos del 4 por ciento.

“Con estas cifras, queda claro lo diferente que en muchos casos es la teoría de la práctica: las recomendaciones dietéticas pasan por comer a diario verduras, frutas y hortalizas, dar prioridad al pescado frente a la carne o el consumo ocasional de queso”, reza el estudio.

LOS HOGARES DESTINAN 1.000 EUROS A LA COMPRA DE CARNE

En cifras, los hogares españoles destinaron una media de 1.024 euros al año a la compra de carne, 655 euros al pan y a los cereales, 531 euros a la leche, queso y huevos, 506 euros al pescado, 397 euros a las hortalizas, y 393 euros a la fruta.

Además, las aguas minerales, bebidas refrescantes y zumos se llevaron del presupuesto total medio por hogar 205 euros; el azúcar, las confituras, la miel, el chocolate, la confitería y los helados suponen una media de 170 euros; y los productos alimenticios no mencionados anteriormente como las salsas o condimentos, cerca de 130 euros.

Por último, en el resto de categorías de productos se invierten menos de 100 euros: 98 euros en los aceites y grasas, 78 euros en café, té y cacao; 76 euros en vinos; 62 euros en cervezas y 29 euros en espirituosos y licores.

PAÍS VASCO, DONDE MÁS GASTAN EN ALIMENTACIÓN

Por regiones, la comunidad autónoma cuyas familias más invirtieron en 2011 fue la del País Vasco. Allí, cada hogar gastó 4.957 euros de media. Por el contrario, en Extremadura, el gasto medio fue de 3.718 euros, un 33 por ciento menos que los hogares vascos.

Por su parte, las comunidades con un gasto medio por hogar superior a la media eran Navarra, Galicia, Cataluña, Aragón, Andalucía, Madrid y Murcia. Además, según el estudio, “los cuatro primeros territorios repetían en tener un gasto medio por persona superior a la media”, además de Asturias, La Rioja y Castilla y León.

Por el contrario, el gasto medio por hogar era inferior a la media en Castilla-La Mancha, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Asturias y La Rioja.