X
ECONOMÍA >

Lo que el común dijo acerca del nuevo REF

   

NAVIERA ARMAS PUERTO SANTA CRUZ

Transbordador de la compañía Armas, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. / DA

G. R. D. G. | Santa Cruz de Tenerife

En este artículo se recogen las conclusiones básicas obtenidas a partir del proceso de participación, vía encuesta, con agentes económicos y sociales locales y con la ciudadanía de las Islas como consecuencia de la reforma proyectada y ya iniciada del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, la Ley del Estado 19/1994 y el que será de aplicación en el nuevo septenio presupuestario de la Unión Europea (UE), el periodo 2014-2017. Este texto no es el documento oficial que el Gobierno de Canarias (con el apoyo unánime del Parlamento de Canarias) defiende ante los ejecutivos central y comunitario. En Bruselas, la reforma del REF que salga del consenso político Madrid-Canarias debe ser convalidada por la Comisión Europea, pues incluye ayudas de Estado. Este acto debe ser previo a su aprobación definitiva como ley en las Cortes, lo que debe ocurrir este año para que las nuevas medidas económicas y fiscales sean de aplicación a partir del 1 de enero de 2014. El interés de este documento radica en su valor divulgativo y en el hecho de que logra trasladar de forma simplificada el resultado de la consulta formal que activó el Gobierno de Canarias en relación con tan importante proceso.

I) PROCESO PARTICIPATIVO

Durante el ejercicio 2011, el Gobierno de Canarias emprendió los trabajos para definir su propuesta de renovación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) para el periodo 2014-2020 (Ley 19/1994) y, como primer paso, entonces la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad lanzó, durante los primeros meses del año 2012, una ambiciosa encuesta dirigida a los ciudadanos y a los principales colectivos empresariales, sindicales y profesionales.

El objetivo de ese proceso de reflexión fue hacer permeable la renovación del REF a las propuestas de todos los canarios, para así lograr un documento síntesis fruto del consenso social y político y que éste sirviera de punto de partida en la tramitación del nuevo REF.

Como conclusión general extraída a partir de los resultados de esa encuesta, sobre la que existe un amplio grado de consenso, se puede sostener que el REF, en su configuración actual (el vigente), ha cumplido el objetivo de dinamización de la economía canaria, con un intenso fortalecimiento de su estructura productiva, y ha contribuido al desarrollo económico de Canarias, aunque se ha mostrado, sin embargo, menos eficaz en una coyuntura de recesión económica.

En este entorno, la mayoría de los agentes económicos y sociales locales ha optado por proponer una fórmula mixta con vistas a la reforma, con el acento puesto en el mantenimiento y la optimización de los actuales incentivos fiscales, el relanzamiento y la potenciación de los actuales incentivos económicos y la concreción de una serie de propuestas selectivas especialmente pensadas para estimular el mercado de trabajo.

Actualmente, el principal objetivo y desafío de cualquier modelo de desarrollo económico en Canarias debe ser crear más y mejores empleos. En el Archipiélago, el porcentaje de parados alcanzó el 29,7% en 2011 [hoy casi en el 34% de la población activa, según la última EPA], y llegó a alcanzar en el primer trimestre de 2012 una tasa superior al 32%, que prácticamente triplica la cifra de 2007 (10,4%, el mejor dato). Muy afectado por la difícil situación del mercado laboral se encuentra el colectivo de población joven (16-24 años), que evidencia unas mayores dificultades para conseguir puestos de trabajo en comparación con los jóvenes del resto de España. La tasa de paro en Canarias ha venido superando tradicionalmente la registrada en el conjunto de España, y esta brecha se ha ampliado de manera significativa en el periodo de crisis. Así, en el pasado año, el diferencial se cifró en 8,1 puntos porcentuales, mientras que en 2007 el diferencial estaba situado en 2,2 puntos porcentuales, el año con mejor registro de parados para las Islas.

Esta coyuntura exige redoblar esfuerzos para idear y poner en marcha medidas estructurales que, de forma efectiva, tengan efectos a medio y largo plazo sobre el mercado de trabajo, no sólo con nuevas propuestas, sino también con propuestas de mejora de los vigentes incentivos.

II) OBJETIVOS, EJES Y PRINCIPIOS

Partiendo de la situación descrita, el planteamiento es que esta reforma del REF debe ir más allá de la coyuntura actual para sentar las bases del modelo de crecimiento que quiere Canarias a medio y largo plazo. Desde este punto de vista, los principales objetivos de la estrategia económica de futuro de Canarias son la creación de empleo, la competitividad, el crecimiento (a través del refuerzo de la productividad de su tejido económico local) y la internacionalización de la empresa canaria, que pasan por:

-Favorecer la eficiencia empresarial y compensar los sobrecostes derivados de la ultraperiferia.

-Apoyar la presencia en mercados nacionales e internacionales.

-Apoyar la diversificación económica y la innovación en los sistemas productivos.

-Mejorar los instrumentos de financiación de las pymes canarias.

En este entorno, los principales ejes de la reforma se entiende que deben girar en torno a:

1) Turismo competitivo y de calidad

El turismo seguirá siendo el gran motor del crecimiento, capaz de crear y mantener un volumen significativo de empleo, pero debe reforzar su competitividad y hacer que Canarias siga siendo uno de los principales destinos. ¿Cómo? Avanzando decididamente en la línea de la mejora de las infraestructuras públicas y privadas y en la rehabilitación de la planta de alojamiento, además de la diversificación de la oferta, la mejora constante en la calidad de los servicios, la promoción del destino y la formación.

2) Los sectores primario y secundario

Si bien el sector primario local tiene un peso relativamente pequeño en la economía de las Islas, cumple una importantísima función social y forma parte de la identidad de las Islas y de su paisaje, además de ser uno de los principales sectores exportadores de Canarias. La industria tiene un peso en el PIB regional menor que la media nacional y es, probablemente, el sector que más soporta los costes adicionales por la ultraperiferia. Es la que más dificultades tiene para competir. Sin embargo, se trata de un sector estratégico y una de las pocas alternativas a la dependencia externa. Se hace necesario mantenerlo e impulsarlo. Los mecanismos del REF han de permitir al sector primario y a la industria canarios existir en condiciones equivalentes a las del continente y competir, en la medida de lo posible, con los productos importados. En cuanto al sector de la construcción, que ha sufrido más profundamente que ningún otro los efectos de la crisis, hay que decir que debe ser apoyado para que vuelva a crecer y a generar el empleo destruido en los últimos años, para conseguir que su impulso se produzca minimizando el consumo de suelo, sobre todo en el ámbito de la rehabilitación.

3) Economía del conocimiento

El crecimiento y el impulso de una economía del conocimiento y una economía de servicios, mejorando la canalización de recursos públicos y privados hacia proyectos que aprovechen las potencialidades de Canarias, es otro de los retos.

4) Apoyo a la internacionalización

Las empresas canarias pueden exportar a los mercados de su entorno geográfico tanto bienes como servicios y además desarrollar los proyectos de inversión e implantación en terceros países. También se dan las condiciones necesarias para que Canarias sea una plataforma de negocio para todos aquellos operadores económicos que deseen actuar en el África occidental. Sin embargo, el desarrollo de este eje, de particular interés para las Islas, necesita de la existencia de conexiones de transportes aéreo y marítimo con los países vecinos. Este enfoque estratégico debe completarse con la aplicación de una serie de principios básicos consagrados por la Ley 19/1994, en concreto:

-El principio básico de que el coste de la actividad económica en Canarias no debe situar al Archipiélago en una situación de desventaja respecto a la media de las restantes regiones del territorio nacional, porque no cabe duda de que la lejanía e insularidad son obstáculos estructurales permanentes a los que se enfrentan las empresas isleñas de forma directa o indirecta, y que en la mayor parte de las ocasiones se traducen en sobrecostes al desarrollo de su actividad.

-Los principios de accesibilidad y continuidad territorial, dentro, desde y hacia Canarias, tanto de pasajeros como de mercancías, para garantizar a las empresas y ciudadanos unas conexiones efectivas con el territorio continental y con los países del entorno.

-La existencia del REF no dará lugar, en ningún supuesto, a la disminución del volumen del gasto público estatal corriente y de inversión destinable a las Islas. El modelo de desarrollo de Canarias debe enmarcarse en su especial régimen de integración en el ámbito de la Unión Europea, y en este ámbito se debe tener en cuenta lo siguiente:

*Inscribirse en la estrategia de desarrollo para las regiones ultraperiféricas establecida por la Comisión Europea en sus diferentes comunicaciones, así como en los documentos preparatorios elaborados por las propias regiones y sus respectivos Estados.

*Alinearse con las orientaciones recogidas en los principales documentos estratégicos europeos, singularmente la Estrategia Europa 2020, porque éstos constituyen el marco europeo en el que se moverán las Islas Canarias en el futuro.

*Articularse en torno al concepto de Canarias como región ultraperiférica, que es el fundamento que legitima un tratamiento específico y diferenciado que permite compensar las desventajas que el aislamiento impone.

El sector industrial local es uno de los que más problemas tiene para competir

JAVIER GONZÁLEZ ORTIZ

Javier González Ortiz, consejero de Economía del Gobierno de Canarias, en una reunión en Madrid. / DA

III) PROPUESTA DE MEDIDAS

1) Incentivos fiscales

En este bloque se propusieron las siguientes medidas:

a) La Deducción por Inversiones en Canarias (DIC) se configurará como el incentivo a la inversión, a la creación y al mantenimiento del empleo en las empresas canarias. Este incentivo mantendrá su dinámica de funcionamiento actual, con ciertas mejoras y aclaraciones legales, mediante la aplicación de porcentajes de deducción tanto en el Impuesto sobre Sociedades como en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

b) La Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) también mantendrá su dinámica de funcionamiento actual pero especializándose en el estímulo a la financiación, tanto pública como privada. Tales inversiones aptas serán la deuda pública canaria, en los términos generales actualmente aplicables, y cualquier tipo de instrumento financiero que redunde en beneficio de la financiación y el impulso de proyectos empresariales en Canarias, ya sean públicos, privados o mixtos. Asimismo, se impulsará la simplificación de sus actuales obligaciones formales y la atenuación de su régimen sancionador específico.

c) Para la Zona Especial Canaria (ZEC) se propone sobre todo la ampliación de los actuales límites de base imponible para dar cabida a proyectos con proyección internacional que deseen usar Canarias como plataforma tricontinental. De manera adicional, se propondrá la ampliación de su plazo de disfrute hasta 2026; la eliminación de las restricciones de implantación geográfica; la posibilidad de inscripción en el registro oficial de la ZEC de los establecimientos permanentes de entidades residentes y no residentes; la aplicación de la deducción por doble imposición interna de dividendos; la revisión y ampliación del listado de actividades autorizadas y la implementación de medidas complementarias para generar un polo potente de atracción de inversiones.

d) El mantenimiento, en los términos actuales, de los incentivos a la inversión regulados en el artículo 25 de la Ley 19/1994: la Bonificación por Producción de Bienes Corporales (artículo 26 de la Ley 19/1994) y los incentivos del Registro Especial de Buques y Empresas Navieras.

e) Nuevas propuestas. El importantísimo peso que tienen las pymes en la economía regional exige la puesta en marcha de medidas pensadas por y para ellas, no sólo fiscales, sino también financieras y sobre los costes que éstas soportan. En esta línea, se propone lo siguiente:

-Reducción de la carga fiscal soportada por las pymes canarias en el ámbito de los importes que soportan por tributación objetiva o indirecta, incluyendo un marco fiscal aún más favorable para las pymes de nueva creación o innovadoras.

-Implementación de una reducción de los costes sociales para las pymes que mantengan o creen empleo en Canarias.

-Reducción de costes sociales de los trabajadores autónomos y de las sociedades de nueva creación o cuya actividad sea innovadora.

f) Otras medidas:

-Fijación de un diferencial mínimo permanente sobre los incentivos nacionales vigentes o futuros para el estímulo de la inversión o la realización de determinadas actividades.

-Creación de un marco fiscal favorable para aeronaves y compañías aéreas que se instalen en Canarias, con especial atención a las posibilidades de creación de un registro canario de aeronaves y compañías aéreas.

-Fomento de la figura de los business angels, mediante un paquete de medidas fiscales y financieras encaminadas a propiciar su impulso en Canarias.

Para las Islas resulta clave un tratamiento específico y diferenciado

2) Incentivos económicos

Las medidas contenidas en el denominado REF económico están destinadas a compensar de forma directa los obstáculos estructurales del Archipiélago en el desarrollo de actividades económicas, para garantizar que la lejanía e insularidad de Canarias, que la convierten en región ultraperiférica de la UE, sean compensadas a través de políticas específicas y suficientes.

a) El desarrollo económico y social de Canarias debe venir presidido por la creación de empleo, principal herramienta redistributiva de la riqueza, junto a las políticas sociales activas. Así, la normativa legal del REF debe tener en cuenta la regulación del plan integral de empleo de Canarias recogido en la Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de Empleo, y la regulación de un plan de formación profesional en sus distintos niveles (reglada, ocupacional y de posgrado), en ambos casos con una dotación específica diferenciada de los fondos de ámbito nacional.

b) Para lograr un impulso efectivo al acceso al crédito de las empresas canarias, se pondrá el acento en el impulso a la financiación de los fondos gestionados por el Instituto de Crédito Oficial y Enisa, estimulando la regulación de líneas de financiación preferentes para este fin, con independencia de la coyuntura económica. Asimismo, el Centro para el Desarrollo Tecnológico y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, en sus ámbitos de competencia, articularán para Canarias líneas específicas que respondan a las singularidades isleñas y contribuyan a la mejora de la competitividad de la economía regional y a las necesidades de financiación de las empresas canarias, atendiendo en especial a la importancia de los fondos europeos dedicados a la financiación de proyectos empresariales, tales como el Jeremie.

c) Respecto a la financiación procedente de Incentivos Económicos Regionales, se propone una política de adaptación efectiva a la realidad sectorial y económica de Canarias.

d) La internacionalización de las empresas canarias es un factor de crecimiento clave, por lo que se propone que el Gobierno del Estado, a través de la entidad Icex, en colaboración con el Gobierno de Canarias, financie un programa específico de apoyo a la internacionalización dirigido a las empresas y profesionales de las Islas Canarias.

En el ámbito del turismo se reclama una inversión efectiva del Estado

En el ámbito del transporte, las acciones propuestas son:

a) La aplicación de una regulación legal y reglamentaria que vele por la efectividad del principio de libertad en el transporte y que incluya los servicios de los transportes aéreo y marítimo de personas y mercancías, con especial atención a la importancia que tienen las fórmulas de fijación de tarifas portuarias y aeroportuarias diferentes y reducidas respecto a las vigentes a escala nacional.

b) El impulso del desarrollo estratégico para hacer efectivas las conexiones aéreas derivadas de la aplicación de la Quinta Libertad.

c) La actualización del mandato legal sobre reducción en las tarifas de servicios regulares del transporte de viajeros, con acciones en:

-El impulso a la consolidación del sistema de compensaciones al coste efectivo de los transportes marítimo y aéreo de mercancías, para conexiones interinsulares y entre Canarias y la Península.

-Las telecomunicaciones en un territorio alejado e insular como el canario son de vital importancia para el desarrollo socioeconómico. Por ello, se debe impulsar la mejora en la regulación de los aspectos relativos al espacio radioeléctrico de Canarias y las bases para la contención de los precios ante los usuarios finales, para lograr la efectividad del diferencial regulado en el artículo 10 de la Ley 19/1994.

-La energía y su coste son también un punto estratégico dentro de la regulación del REF. Debe ser actualizada para contener las pautas generales que el Estado tiene que atender con el fin de conseguir que los usuarios canarios puedan acceder a la energía en condiciones similares de calidad y precio respecto a los usuarios peninsulares, sin que los sobrecostes de producción sean repercutidos ni en el precio final de la energía ni indirectamente en el coste del agua desalada o reutilizada. Asimismo, debe potenciarse la producción de energía renovable mediante una adecuada regulación legal y reglamentaria que tenga en cuenta las singularidades canarias, sobre todo en el ámbito de la política tarifaria específica para Canarias, con el fin de garantizar una política inversora estable y con garantías. Por otra parte, se propone el desarrollo de instrumentos financieros orientados al apoyo de inversiones empresariales de ahorro y eficiencia energética.

En el ámbito del turismo, uno de los principales y más importantes motores de nuestra economía, se persigue una política de inversión efectiva del Estado, mediante la dotación de un fondo permanente destinado a la renovación de la planta de alojamiento, la formación técnico profesional de los trabajadores para el sector y la promoción del destino turístico canario.

En otros campos de actuación, se alude a estas cuestiones:

a) En el ámbito universitario, se propone implementar un paquete de medidas económicas y fiscales que impulse la formación integral de los universitarios, principalmente en el campo de las prácticas en empresa locales.

b) En el ámbito del medio ambiente, es necesario que se implemente un plan específico que tenga en cuenta las peculiaridades del Archipiélago como región ultraperiférica, sobre todo en la regulación de los efectos que sobre la economía puede tener la asignación, transmisión y adquisición de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, y en relación con la política de gestión sostenible de residuos.