X
tribuna >

Papá Cabildo cumple 100 años – Por Cristina Valido García

   

No sé cuándo escuché por primera vez la expresión papá Cabildo pero debió ocurrir hace mucho tiempo; de tal manera que me da la impresión de haber convivido con ella toda mi vida. Cumplir cien años sin perder prestigio y sumando afectos de los ciudadanos es una proeza verdaderamente admirable con los tiempos que corren. Solamente estudiando la historia del Cabildo de Tenerife acertamos a entender cómo es posible que esta institución atesore tanto cariño y respeto ciudadano después de tanto tiempo.

El profesor Alejandro Cioranescu, en su célebre Historia del Cabildo de Tenerife, destaca, de entre sus muchas virtudes, la cualidad del Cabildo a la hora de hacer política doméstica, hoy diríamos, en jerga institucional, “una atención primaria y cercana”.

Efectivamente, los ciudadanos tinerfeños valoran por encima de otros factores la proximidad de los servicios que oferta y atiende el Cabildo desde hace mucho tiempo.

A manera de padre solícito, la implicación del Cabildo en el sector primario en la protección y seguridad de las personas, en la promoción exterior- que ha sido fundamental para estimular al sector turístico- en el fomento de la industria y el comercio, en adecentar y embellecer nuestros pueblos y comarcas, en las políticas de igualdad y en la innovación tecnológica etc., lo convierten en la institución más visible en Tenerife y por este motivo el Cabildo es apreciado por el ciudadano tinerfeño.

Qué comentar en el desarrollo de las infraestructuras que ahora nos parecen que están ahí de toda la vida; cientos de kilómetros, de carreteras impulsadas con el objetivo de facilitar y procurar nuestra movilidad y la de nuestra industria. Los transportes que necesitamos para atender obligaciones y necesidades diarias, incluyendo el ya popular tranvía que ha modificado para bien el entorno y la vida de Santa Cruz y La Laguna. La apuesta por la defensa y salvaguarda de patrimonio cultural tinerfeño, el fomento del ocio y el deporte presentan numerosas muestras y ejemplos por toda la geografía insular.

Como todo padre se ha ocupado de las necesidades de los suyos contemplando que han de tener las mismas oportunidades aunque residan en diferentes lugares de la isla; de tal forma que promueve el voluntariado y las ONG en Tenerife abriendo una Oficina de Atención al Voluntariado que de momento es excepcionalmente única en España.

Desde el instituto IASS atendemos a menores, jóvenes, mayores, personas con discapacidad y a las mujeres que, por desgracia, todavía sufren acoso y violencia.

Nuestro Cabildo insular ha cumplido cien años y sinceramente no creo que tengamos que preocuparnos porque goza de excelente salud para otros tantos más.

El afecto y respeto de los ciudadanos parece garantizado por ahora, pero no por esto vamos a dejar de prestar la misma atención que nos ha hecho favorecedores de tan estimable valoración.

Soy consciente de que los aprecios igual que se ganan se pierden. En política las cosas funcionan así; el respeto hay que ganárselo todos los días.

En eso estamos todos los grupos políticos que integramos hoy en la Corporación en el ya centenario Cabildo de Tenerife.

*PORTAVOZ DEL GRUPO DE CC EN EL CABILDO DE TENERIFE / VICEPRESIDENTA Y CONSEJERA DE ACCIÓN SOCIAL, EDUCACIÓN, JUVENTUD, IGUALDAD, CULTURA Y DEPORTES EN LA CORPORACIÓN INSULAR