AMNISTÍA FISCAL >

Rajoy avanza en su plan de delatar a los principales defraudadores

Mariano Rajoy Jose Ignacio Wert y Fatima Banez Rajoy avanza en su plan de delatar a los principales defraudadores

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado por los ministros de Educación, José Ignacio Wert y Empleo, Fátima Báñez. | EFE

EFE | Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apeló ayer a la ley tributaria para no divulgar las personas acogidas a la amnistía fiscal, pero reiteró que estudia un cambio normativo para informar de los principales incumplidores con Hacienda, aunque se trata de una cuestión “delicada”.

Rajoy se expresó así ante el pleno del Senado en contestación a una pregunta del senador de IU Jesús Enrique Iglesias sobre las intenciones del Gobierno de publicar, “sin intermediación de los jueces”, la lista de las personas físicas o jurídicas que se han acogido a esa amnistía.

El jefe del Ejecutivo argumentó que él debe ser especialmente cuidadoso en el cumplimiento de la ley, que está en vigor desde hace más de treinta años y que garantiza que los datos, informes o antecedentes obtenidos por Hacienda en el desempeño de sus funciones sean reservados.

La propia ley precisa que solo se podrán utilizar para la efectiva aplicación de los tributos o recursos cuya gestión tenga encomendada e incluye la excepción de colaborar con la Justicia en la investigación o persecución de delitos, “como está sucediendo en la actualidad”. Estos preceptos se aplican a todas las actuaciones de Hacienda, incluidos los procesos de regularización tributaria, que ha recordado que no son nuevos en España ni en otros países. Pero Rajoy recordó que el Gobierno está pensando en una modificación de la ley para que los incumplimientos más relevantes con Hacienda sean públicos, aunque ha dicho que esto no se puede hacer “alegremente”.

Es una cuestión “delicada y la estamos estudiando en profundidad”, comentó antes de precisar que siempre se respetaría el derecho de tutela de los obligados tributarios afectados.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, había anunciado meses atrás que el Ejecutivo se estaba planteando acometer cambios legales para poder hacer pública una lista con los “mayores defraudadores o morosos” al fisco, independientemente de la posición social o económica.

Ayer, Rajoy enumeró las diferencias entre ambos procesos.