X
SEGURIDAD ALIMENTARIA >

Bruselas halla caballo en el 4,66% de las muestras de vacuno de la UE

   

EUROPA PRESS | Bruselas

La Comisión Europea ha confirmado el hallazgo de trazas de ADN de carne de caballo en productos etiquetados como carne de vacuno en 193 del total de 4.144 muestras analizadas en el conjunto de Estados miembros (el 4,66% de los casos) y 16 casos positivos de fenilbutazona del total de 3.115 muestras analizadas en el conjunto de Estados miembros para detectar este potente antiinflamatorio de caballos en base a los resultados de las pruebas remitidas por los Estados miembros.

El Ejecutivo comunitario también ha confirmado la presencia de ADN de carne de caballo en otras 110 muestras de un total de 7.951 realizadas por parte de la industria agroalimentaria europea, productores, procesadores y distribuidores, es decir, en el 1,38% del total de estos casos.

España ya notificó este lunes a la Comisión Europea que en su caso ha detectado ADN de equino no etiquetado en el 4% de las 189 muestras realizadas en productos etiquetados como vacuno en su caso y ha confirmado que no se han detectado ningún positivo de fenilbutazona, medicamento que está prohibido para animales destinados a consumo humano.

La carne de caballo es un producto autorizado en la Unión Europea pero que debe cumplir una serie de estándares para entrar en la cadena alimentaria. Por ejemplo, cada caballo sacrificado para el consumo humano debe contar con un ‘pasaporte de sanitario’ que acredite que el animal no ha sido sometido a ningún tratamiento veterinario.

[apunte]NO ES UN PROBLEMA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA SINO DE FRAUDE

El comisario de Salud y Protección al Consumo, Tonio Borg, ha asegurado este martes que los resultados confirman que el escándalo de la carne de caballo detectada en productos transformados como lasañas y albóndigas en el mercado comunitario constituye “un asunto de fraude alimentario” en el etiquetado de productos “y no de seguridad alimentaria”.

Borg ha dejado claro que a pesar de que los casos detectados son “relativamente” bajos, resulta de “vital importancia” restablecer la confianza de los consumidores europeos y socios comerciales de la Unión en la seguridad de su cadena alimentaria.

Por ello, el comisario ha avanzado que propondrá a los Estados miembros adoptar “nuevas medidas” para “reducir la posibilidad de abuso”, entre ellas revisar el sistema de pasaportes de caballos actualmente en vigor y que los Estados miembros establezcan sanciones y especialmente “penas pecuniarias” que sean “proporcionales” a las garancias obtenidas en el marco de prácticas fraudulentas.

“En los próximos meses, la Comisión propondrá reforzar los controles junto a la cadena alimentaria en línea con las lecciones aprendidas”, ha prometido Borg en un comunicado.

La Comisión Europea y expertos de los Veintisiete se reunirán el 19 de abril para discutir los resultados de las pruebas en toda la UE y si éstas deben prorrogarse, según ha avanzado el Ejecutivo comunitario.[/apunte]