X
economía>

Canarias perderá 120 millones si prospera la directiva del tabaco

   

Representantes del sector se reunieron ayer con el subsecretario de Industria en Madrid. | DA

Representantes del sector se reunieron ayer con el subsecretario de Industria en Madrid. | DA

M. FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El sector del tabaco continúa con su ofensiva para tratar de frenar la directiva europea 2001/31 que introduce algunas medidas en la regulación de los productos del tabaco que “perjudicarán” a la industria tabaquera, entre ellas, la estandarización de las productos para que tengan la misma apariencia y el mismo sabor, evitando que aparezca en la cajetilla el nombre de la marca.

Por ello, representantes de varias industrias tabacaleras de Canarias se reunieron ayer con el subsecretario de Industria, Enrique Hernández Bento, y con la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, para exponerles su preocupación y ponerle de manifiesto las “nefastas” consecuencias de dicha directiva para Canarias donde el sector del tabaco representa el 14% del PIB y da empleo a más de 4.000 personas. Además, recordaron al representante del Ejecutivo central que solo en el año 2011, las Islas exportaron productos por valor de 118 millones de euros (más que el plátano o el tomate) y que se espera recaudar por la venta en Canarias este año 120 millones de euros en concepto de impuesto especial, sin contar con el IGIC. Todo este dinero, además de los puestos de trabajo, podrían perderse de salir adelante esta norma que “lo único que traería sería el aumento del contrabando”.

Paralelamente a esta reunión, representantes de Comisiones Obreras (CC.OO.) daban una rueda de prensa para hacer un llamamiento a todos los sindicatos y a las administraciones públicas para que, “unidos, podamos poner frente a una directiva que solo provocará la muerte del sector en las Islas”.

En opinión de Juan Plasencia, portavoz de la federación agroalimentaria de CC.OO. la “unidad” es la única forma de “poder hacer frente a una normativa que acabará con 4.000 empleos en las Islas”. “Apoyamos todas aquellas medidas que se hagan para proteger la salud pública y, especialmente a los menores, pero no existe ni un solo estudio científico que demuestre que apostando por las cajetillas genéricas, es decir, sin marcas, el consumidor deje de fumar. Lo único que propiciará”, continuó, “es que este usuario acuda al mercado negro (contrabando) donde pagará más y, además, no existe control sobre lo que está fumando”, matizó. “Recuerda a lo que ocurrió hace muchos años con la Ley Seca”.

Plasencia indicó que no entiende el “afán” de unos políticos por “destruir” un sector que genera, solo en Canarias, una producción de 250 millones de euros. “Como esto siga así”, advierte, “terminaremos esperando en la playa a que vengan las pateras para darle la vuelta e irnos con ellos”, ironizó.

Por el momento, desde el Gobierno central se les ha asegurado a los industriales que se está trabajando en una comisión interministerial para tratar este asunto y analizar la directiva. En este momento, la propuesta se encuentra en discusión en el seno del grupo de salud pública del Consejo de la Unión Europea. Desde el Ministerio de Industria se ha solicitado que el expediente se vea, asimismo, en el Consejo de Competitividad, dado que su alcance no se limitará a temas sanitarios.