X
SANIDAD >

Canarias perderá casi un millar de enfermeros los próximos dos años

   
ENFERMEROS CANARIAS

El colectivo de enfermería es uno de los más afectados por los recortes de la Administración regional. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

El futuro de la sanidad en Canarias pinta muy oscuro. A la diáspora de profesionales que está generando la crisis, habría que añadir ahora las graves consecuencias que puede tener para el sistema la aplicación del Real Decreto Ley 5/2013, que da vía libre a las jubilaciones anticipadas para el personal estatutario y funcionario. Esto es, al menos, lo que opinan desde el Sindicato de Enfermería (Satse) en Tenerife, donde alertan de que casi el 10% de los enfermeros que ejercen actualmente en el Archipiélago (944) tienen entre 60 y 64 años, lo que les permitirá jubilarse en los próximos dos años.

En concreto, en Satse aseguran que sólo este año se han jubilado ya 57 profesionales de la enfermería en la provincia de Tenerife, plazas que no serán cubiertas o simplemente serán reemplazadas por jóvenes eventuales con escasa experiencia. El problema, según exponen desde la organización sindical, se ve agravado por la “incapacidad” y “falta de previsión” de la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico, que todavía no ha podido desbloquear la oferta pública de empleo de 2007. Esta, que en su día fue diseñada por la Consejería para dar estabilidad a más de 1.200 profesionales que ejercen en el Archipiélago, ha vuelto a quedar en suspenso después de que se hayan presentado varios recursos a los concursos de traslados que se resolvieron hace dos meses.

Según establece el nuevo Decreto Ley, desde el lunes pasado es posible acceder a la jubilación anticipada siempre y cuando se acrediten más de 35 años y 9 meses de cotización. De igual modo, el periodo de servicio militar obligatorio o prestación social sustitutoria incrementa un año la cotización, si ese periodo apareciese sin cotizar. Así mismo, en el caso de las mujeres que hubiesen interrumpido su vida laboral con ocasión de la maternidad y no tuviesen cotización a acreditada por ese periodo, se incrementa con 112 días de cotización.

Desde los colegios profesionales de Enfermería de Canarias recuerdan que las Islas cuentan en la actualidad con 448 enfermeros por cada 100.000 habitantes, una de las ratios más bajas del país. Pero es que a su vez España, con una media de 531 enfermeros por cada 100.000 habitantes, está a la cola de Europa en el ratio considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “fundamental” a la hora de determinar la calidad de la asistencia sanitaria de los países.

EL EXTRANJERO, ÚNICA SALIDA

Sin embargo, mientras en nuestro país se reduce el número de enfermeros, otros estados reclaman a los sanitarios españoles porque consideran que reciben una excelente formación, como es el caso de Inglaterra, Alemania, Finlandia o incluso Arabia Saudí. “Estamos muy cualificados en comparación con otros países, por eso nos ponen muchas facilidades para trabajar”, explica Raquel desde Portugal, país al que viajó hace sólo tres meses, cansada de esperar una llamada de teléfono que le ofreciera “otro contrato basura”.

En la misma línea se manifiestan desde Satse, donde insisten en que el ratio recomendado es de tres enfermeros por médico, mientras que en los hospitales canarios se puede llegar a la veintena de pacientes por cada profesional titulado.

[apunte]

La colegiación obligatoria, más próxima

Por segunda vez en solo unos meses, el Tribunal Constitucional (TC) ha declarado inconstitucional una ley autonómica que regula los colegios profesionales, que en el caso de Andalucía -como ocurre desde 2002 en Canarias- establecía una ampliación de la excepción a la colegiación obligatoria para el personal de las administraciones públicas. La sentencia se expresa en los mismos términos que otra reciente del mismo tribunal, que declaraba nulo el mismo aspecto de la Ley 15/2001 de Acompañamiento de los Presupuestos de la comunidad andaluza.

En términos prácticos, y extrapolando el fallo del TC a las Islas, en los próximos meses el Gobierno canario tendrá que replantearse la colegiación obligatoria de los profesionales de la enfermería, que ahora sólo deben colegiarse para trabajar en la sanidad privada. En la pública, en cambio, basta con poseer un seguro de responsabilidad civil para ejercer, en virtud de una disposición adicional de la Ley 2/2002, de 27 de marzo. En previsión de lo que pueda ocurrir, desde el pasado mes de enero los colegios profesionales, que cuentan ahora con unos 10.000 colegiados, no permiten ya descolegiarse.

[/apunte]