X

La columna Churchill – Por Tinerfe Fumero

   

¡Chas viría! Soluciones para políticos por la crisis de los perroflautas

Como evidencia el bíblico arranque colérico del popular conejero Sigfrid Soria, las autoridades actuales se enfrentan a una crisis, la de los perroflautas, a la que no encuentran solución rápida y eficiente. Algunas propuestas:

Soluciones políticas:

1.- Crear una comisión para entretener al problema.
2.- Desconcertar al problema creando a su vez dos subcomisiones: una de las cuales tratará sobre los perros mientras que la otra se ocupará de las flautas.
3.- Encargar un informe (siempre se gana un amigo).
4.- Pedir un dictamen al Consultivo (no vinculante).
5.- Aislar y desunir al adversario provocando condenas por parte de protectoras de animales y orquestas varias (si se niegan, impulsar fusiones entre unas y otras).

Soluciones de hoy:

1.- Darles un cursillo en el Servicio Canario de Empleo y que terminen el Anillo Insular (Toque vintage).
2.- Darles un cursillo en el Servicio Canario de Empleo y que se encarguen del mantenimiento del túnel de la Vía Litoral (lo mismo, pero mucho más moderno).
3.- Utilizarlos para ampliar el horario de Los Rodeos (Concepto por desarrollar).
4.- Darles un cursillo en Tarragona y contratarlos para extraer crudo frente a Fuerteventura y Lanzarote (ojo: puede frenar el REF).
5.- Darles un cursillo en el Instituto Vulcanológico y contratarlos para extraer magma al oeste de Frontera (ojo: comprobar si ya se creó de una vez el Instituto Vulcanológico de Canarias).

Soluciones de siempre:

1.- Respetar para que te respeten.
2.- Dialogar; no prohibir.
3.- Elegir entre una carrera política a que te echen en cara por la calle que defiendes intereses espúreos.
4.- No alimentar la violencia de los descerebrados.

La mejor:

Invitarlos a firmar un gran Pacto por Canarias.