X
tenerife>

Los empresarios apoyan el peaje para el cierre del anillo insular

   

El presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco. | JAVIER GANIVET

El presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco. | JAVIER GANIVET

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El presidente de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (la CEOE-Tenerife), José Carlos Francisco, se ha mostrado a favor de la propuesta del Cabildo de Tenerife de cobrar un peaje en uno de los tramos de la carretera del anillo insular. “Lo que ha planteado el Cabildo merece la pena estudiarlo porque es una opción inteligente”, matizó.

La Corporación insular planteó esta posibilidad a principios de mes con el fin de acelerar y financiar las obras de uno de los tramos de esta vía con la que se pretende unir el Norte y Sur de la Isla. La falta de financiación pública para uno de los tramos, el comprendido entre El Tanque y Santiago del Teide, ha obligado al Cabildo a buscar fórmulas alternativas para culminar las obras, que tendrían que haber terminado el año pasado.

Una de ellas es cobrar un peaje cuyo importe iría destinado íntegramente a sufragar estas obras. “Nos encontramos con una infraestructura hecha, que la estamos pagando, pero que como no está acabada, no la podemos disfrutar. Por esto, creo que no hay que rechazar la opción que propone el Cabildo, que en este caso, y para que la carretera no esté cerrada, dice que los tramos para los que no haya presupuesto salgan a concesión privada y que se financie a través de un peaje”, explicó.

“No es una mala fórmula”, continuó el presidente de la patronal tinerfeña, ya que, el ciudadano “podrá elegir” por donde ir: si por la vía rápida, y pagar un peaje, o por la carretera de siempre. “En el futuro, cuando haya más dinero, el Cabildo siempre podrá rescatar la concesión y quitar el peaje. Es una alternativa interesante que conviene estudiar, porque siempre es peor tener la carretera hecha y cerrada”, insistió.

PUERTO DE GRANADILLA
Con esto, José Carlos Francisco hizo referencia a la actual situación de algunas infraestructuras de las Islas cuyos proyectos se encuentran paralizados. En este sentido, criticó la lentitud con la que marchan algunas obras que “retrasan” la competitividad de la Isla. Es el caso del puerto de Granadilla cuya obra ha sido “larguísima”.

“Lo único que deseo”, indicó, “es que vaya más rápido y que la gasificadora se ponga en marcha. Nos jugamos mucho, porque esta infraestructura nos bajará la factura en 150 millones y la pena”, prosiguió, “es que ésta es una obra que ha tardado 13 años, porque se inició en el 2000. Estas son las cosas que ocurren en Canarias”.

Francisco también se refirió al puerto de Santa Cruz que, admitió, se está quedando “atrás”. “El puerto de La Luz, en Las Palmas, es muy superior, nos gana sin duda alguna. Es un hub internacional en tráfico de mercancías y en reparación de buques”, resaltó. Aún, el de Tenerife, mantiene el liderazgo en cuanto a llegada de cruceristas, por ello, destacó la importancia de actividades, como la del pasado domingo 7 de abril de abrir los comercios en el centro, que dinamicen las principales zonas de la ciudad. “Había mucho ambiente y alegría”. matizó.

[apunte]“Lo ideal es que Los Rodeos abra 24 horas”
José Carlos Francisco se refirió también a la polémica entre el Cabildo y AENA en relación con la ampliación del horario del aeropuerto de Tenerife Norte y declaró que “lo ideal” es que éste abra “las 24 horas”, pero matizó “hay que analizar los costes y los efectos sobre las viviendas”. En este sentido, José Carlos Francisco señaló que “entiende” la postura de AENA que tiene que comprobar si la apertura le es rentable o no. “AENA está muy preocupada por sanear su cuenta de resultados. De ahí que haya sacado las tiendas a concurso y subiera las tasas aeroportuarias. Desde el punto de vista de AENA esto tiene cierto sentido”, explicó, “pero desde la sociedad es una equivocación porque si nosotros tenemos unas tasas más bajas estamos convencidos de que recibiremos más turistas”. Además, advirtió, “no podemos permitirnos el lujo de perder competitividad en el turismo”.[/apunte]