X
Candelaria >

José Fernándo Gómez: “No me voy del PP; confío en que Madrid no admita la expulsión”

   

Karina Dainotto y José Fernando Gómez, ayer durante la entrevista en Candelaria. / NORCHI

Karina Dainotto y José Fernando Gómez, ayer durante la entrevista en Candelaria. / NORCHI

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

“Soy y seguiré siendo afiliado del Partido Popular”, manifestó ayer José Fernando Gómez, portavoz municipal de esta organización en el Ayuntamiento de Candelaria, un día después de conocer, vía burofax, la expulsión de este, por haber solicitado en noviembre pasado la dimisión de algunos cargos del PP tras la demolición de las últimas casas en Cho Vito.

Gómez seguirá ejerciendo hoy de portavoz popular en el pleno municipal porque tiene “15 días para recurrir el dictamen del comité regional de Derechos y Garantías al órgano superior del Partido Popular en Madrid”.

El todavía presidente local del PP en Candelaria confirmó que el martes recibió la notificación de la expulsión, en la que se expone como principal causa la del daño causado al partido cuando, el 17 de noviembre pasado, José Fernando Gómez compareció en rueda de prensa y pidió la dimisión, entre otros, de la delegada y del subdelegado del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento y Guillermo Díaz Guerra, respectivamente, por el derribo de las últimas casas del poblado de Cho Vito.

En el expediente sancionador, el PP considera probado que José Fernando Gómez actuó consciente de que sus palabras dañaban al PP y que había sido advertido de que no hiciera las manifestaciones que, finalmente, realizó en aquella convocatoria.

Una postura que mantiene porque considera: “En aquella ocasión defendí lo mismo que el partido defendió en 2006 y 2008, cuando se habló de demoliciones. Yo no he variado mi postura sobre Cho Vito, en cambio sí lo han hecho otros en el partido”, relató, mientras reconocía que también está en contra la nueva Ley de Costas que impulsa el PP porque “no cambia nada”.

José Fernando Gómez reconoce que en aquella ocasión actuó a título personal, aunque la también concejala del PP en el consistorio candelariero, Karina Dainotto, nos confirmó ayer que “todo el grupo municipal piensa lo mismo y estamos con nuestro presidente local”. “Somos un equipo que lleva diez años trabajado por el partido, que nunca ha creado problemas y que estamos más unidos que nunca”, señaló Dainotto, que descartó la posibilidad de dejar solo a José Fernando Gómez, si finalmente se mantiene la expulsión como militante del PP y tuviera que pasar a concejal no adscrito o al grupo mixto en el Ayuntamiento de Candelaria.

Gómez insistió que se ve “incapaz de criticar al Partido Popular”. “Pero muy a mi pesar no estoy de acuerdo con algunas de sus actuaciones y no he hecho nada que no estuviera acorde a la defensa de los vecinos, postura que hasta entonces defendía el PP con respecto a Cho Vito”.

Gómez desmintió su posible fichaje por el Centro Canario Nacionalista (CCN): “No sé de dónde ha salido eso. Es verdad que lo he oído, pero es falso. Hoy solo quiero seguir defendiendo al PP y a los dos mil vecinos que nos dieron sus votos, pero lo que vaya a pasar mañana no lo sé”, remarcó José Fernando Gómez.

“Hemos pasado de 126 a 452 afiliados”

José Fernando Gómez y Karina Dainotto, que llevan diez años como concejales del PP en Candelaria, entienden que la expulsión del primero significaría más que un daño personal un paso atrás del partido en el municipio, cuando recuerdan que “en diez años el PP ha pasado de dos concejales a cuatro, de 126 militantes a 452 y de 600 votos a 2.000”. Aunque el edil reconoce que ha habido alguna baja de militantes por las discrepancias que tiene con un conocido empresario que mantiene un fuerte vínculo con el Ayuntamiento y que le ha denunciado ante los Juzgados. “Un asunto -señala Gómez- que nada tiene que ver con el expediente que me abrió el partido”, recalcó. Y desmintió que tuviera algo personal contra ese empresario ni tampoco contra el alcalde, “aunque este y Domingo Ramos no me dirijan la palabra”, comentó.

J. Fernando Gómez, constructor y promotor, reconoce que el sector, y Candelaria en particular, pasa por una grave crisis y por eso no entiende que “el Ayuntamiento se haya convertido en promotor de viviendas a 120.000 euros cuando podía haber llegado a un acuerdo con los tres grandes constructores del municipio y adquirir viviendas a precio de costo de 50 o 60.000 euros”.

Para él, el Plan General de Ordenación, aprobado en 2006, no es la solución para Candelaria porque “el futuro del municipio pasa por el turismo y en el PGO no se dejó ni un solo metro cuadrado para equipación turística o para hoteles”, finalizó.