X
el fielato >

Papeles – Por José David Santos

   

Salir en los papeles de Bárcenas se ha convertido en una especie de marca diabólica, aunque, también, por contra, quien no aparece en ellos es que no ha sido nadie en los últimos años en esta España de pandereta. Desde que el periódico El País diera el bombazo informativo con el supuesto documento del extesorero del Partido Popular, las noticias sobre la financiación de los populares han estado salpicadas de nombres, cuentas en Suiza, altas y bajas en la seguridad social e, incluso, algún que otro rocambolesco rumor de robo en las dependencias de la calle Génova. Hasta el momento todo eso en Canarias nos parecía como parte de la farándula nacional, ya que aquí tenemos bastante con nuestras cosas de islas atlánticas, periféricas y de puñalada fácil. Sin embargo, salta la información de que empresas canarias están dentro del famoso listado. Hasta ahora, son pocas, conocidas, sí, y poderosas y cuando uno esperaba ataques a la yugular por ello… asoma nuestra calma chicha. Y es que, claro, somos tan pocos, tan conocidos que nos reconocemos todavía en un semáforo que, probablemente, en los papeles -en otros- saldrán los mismos. Es lo que tiene una legislación obsoleta sobre la financiación de partidos, una concepción de la democracia que empieza a estar amarillenta y un modo de entender las relaciones entre los poderes económicos y políticos como indecente. En otros lares, esas podredumbres morales han sido superadas por lo pragmático, por la apuesta de hacer transparente los apoyos a unos u otros, pero en España escondemos aún ese aquel de no expresar abiertamente lo que pensamos o creemos y muchos siguen apostando a todos los caballos “por si acaso” y, en lógica, terminas saliendo en los papeles. Y nadie protesta; de momento.

@DavidSantos74" href="http://twitter.com/DavidSantos74" target="_blank">@DavidSantos74