X
crítica > Joaquín Castro

‘Por caminos azules’, óleos de Carmen de la Calle – Por Joaquín Castro

   

Carmen de la Calle Llurba, pintora madrileña, nos llega a Tenerife con su colección de óleos bajo el título Por caminos azules, una muestra que se puede visitar en la galería de arte del Círculo de Amistad XII de Enero. La naturaleza, el cielo, son los argumentos principales de la pintora para sus emociones y sentimientos. Cielos cubiertos por blancas nubes, creando el silencio o la vida, la soledad y el espacio infinito, aunque en algunas de sus obras aparezca un ave o un diminuto árbol.

Carmen de la Calle se entrega a una obra en la que los azules y grises son los colores protagonistas, vistiendo una realidad fielmente descrita, explicando con soltura las descripciones. En todos sus temas deja constancia de su buen trabajo. Sabe meterse dentro de la materia de los episodios que la naturaleza le brinda, en especial las nieblas, los atardeceres, los cielos; carreteras húmedas en las mañanas de invierno, donde a lo mejor, a la distancia, un vehículo va raudo huyendo de las escarchas. Habla la pintora con los azules y grises perla, ayudando a aclarar conceptos al contemplador.

La pintora, con naturalidad, es captadora de la realidad, mostrando un temario, en esta ocasión, con sus azules preferidos, que sabe convertir en amplios y diversos, donde deja constancia de sus soluciones cromáticas, respetuosa siempre con la realidad, puesto que es visionaria, de lo que ve, piensa y crea, ya que su pintura tiene mucho de imaginación, de su trabajo intelectual, muy importante en la artista. Al dominar su color, enriquece el dibujo, base de su obra.

La biografía de Carmen de la Calle comienza con sus estudios de dibujo, pintura, modelado, figura en cerámica, vaciado y reproducción, hornos y dibujo geométrico en la Escuela Oficial de Cerámica de Madrid. Tiene el orgullo de ser la quinta generación de orfebres en plata. Recuerda a sus abuelos trabajando en andas de plata para la iglesia del Cristo de Medinaceli de Madrid, y para diferentes pasos procesionales. Dibuja al natural en los talleres libres de pintura del Círculo de Bellas Artes, desde el año 2003 hasta la actualidad. En 2000 recibe el Primer Premio de Acuarela del Centro Cultural de la Agrupación AGF Unión Fénix (Madrid). En 2006, Primer Premio de Pintura del Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 2008 recibiría el Primer Premio de la Asociación Española de Pintores y Escultores en el Certamen de Artes Plásticas El cielo de Madrid. Seleccionada en innumerables certámenes, su última exposición individual de acuarelas, en 2012, llevó por título 13 apuntes.

En sus trabajos todo es espontáneo, sus espacios están compensados, las manchas azules están equilibradas, por lo que el resultado es siempre el mismo, temas espléndidamente captados, reflejos de maestría pictórica. Obra de gran intensidad y elegancia.