X

Procesado un chamán por estafar más de 60.000 euros a dos mujeres

   

EUROPA PRESS | Castellón

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha confirmado el procesamiento de un chamán con pasaporte francés por supuestamente estafar más de 60.000 euros a dos mujeres de Villareal (Castellón) y Móstoles (Madrid), unos 30.000 a cada una, tras asegurarles que les había tocado el premio del Euromillón y pedirles que ingresaran distintas cantidades, entre otros motivos, para cobrar dicho premio.

La Sala desestima así un recurso de apelación interpuesto por el ministerio fiscal contra un auto de juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Villareal, en el que se acuerda incoar un procedimiento abreviado contra el acusado por un delito de estafa y otros.

Según dicha resolución judicial, existen indicios de que el imputado se anunciaba en la prensa como ‘Maestro Lamín, 40 años de experiencia en Alta Magia Africana, Gran Ilustre Vidente Africano, con rapidez, eficacia y garantía. Maestro Chamán Africano’ para captar clientes que, “angustiados por cualquier situación, se ponían en manos de sus supuestos servidores redentores o de adivinación”.

Una de las víctimas, con domicilio de Villareal, se puso en contacto con él para que le ayudara en un problema que tenía con sus dos hijos menores, a la que pidió en principio 30 euros, que ésta ingresó.

Posteriormente, el acusado llamó a la mujer y le dijo que tenía que ingresar 3.000 euros para que su padre viniera de África, donde era un gran líder espiritual, y le ayudara a resolver sus problemas familiares y conseguir la llegada de “gran cantidad de dinero”.

El auto continúa relatando que el padre del imputado llamó a la denunciante y le dijo que había tenido un sueño donde visualizaba los números premiados del Euromillón, que debía jugar para que le tocaran y, al día siguiente, volvió a llamarla para participarle que le habían tocado 840.000 euros y que, para cobrarlos, debía ingresar 6.000 euros en una cuenta de la que el acusado es titular. Posteriormente continuaron las llamadas con “igual ánimo ilícito y parecidos argumentos”.

Finalmente, el acusado entregó a la mujer un sobre donde supuestamente se encontraba el boleto premiado, así como el dinero que le había ido ingresando y le dijo que se fuera a casa, pero que si lo abría, le traería mala suerte.

Al día siguiente la mujer tenía que devolver el sobre cerrado e ingresar más dinero por lo que, en total, depositó 27.830 euros entre diciembre de 2009 y marzo de 2010.

Con igual estrategia, el acusado consiguió otros 33.000 euros de otra mujer con domicilio en Móstoles (Madrid).

El fiscal interpuso un recurso de apelación contra dicho auto judicial, en el que argumentó que es indispensable para poder valorar la idoneidad del engaño que se profundice en las circunstancias personales de las denunciantes y en las relaciones mantenidas con los imputados, ampliándose sus declaraciones testificales para conocer la gravedad de los problemas que les acuciaban y que les llevaron a acudir a la “ayuda mágica y espiritual prestada”.

No obstante, la Audiencia considera que el auto recurrido es “ajustado a derecho”, pues es “suficiente” que aparezcan en la causa indicios de unos hechos con relevancia penal, con el fin de posibilitar a las acusaciones fijar sus posiciones.

Así mismo, la Sala señala que “no estamos ante una mala instrucción de la causa o ante una instrucción deficiente o sin identificar a todos los posibles implicados en los hechos denunciados”, y añade que si el ministerio fiscal entiende que le es imposible formular escrito de acusación por falta de algunos elementos esenciales para la tipificación de los hechos, puede utilizar el cauce del artículo 780 de la Lecrim, pero el auto dictado por el juzgado instructor es “correcto” y, por lo tanto, el recurso debe ser desestimado.