X
kickboxing > duelo eliminatorio

A las puertas de otra guerra

   

Jonay Risco, en su combate con Andy Ristie en It’s Showtime. | SERGIO MÉNDEZ

Jonay Risco, en su combate con Andy Ristie en It’s Showtime. | SERGIO MÉNDEZ

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Suenan tambores de guerra. Jonay Risco y Elam Chávez serán los protagonistas de un gran duelo que ha sido adornado por la posibilidad de que el vencedor sea el rival del holandés Andy Souwer en la gran gala del K1 que se celebrará en Arona este verano. Todo se decidirá este sábado en el Pancho Camurria.

Tres asaltos de tres minutos definirán cuál de los dos fajadores tinerfeños se gana la oportunidad de su vida. Jonay el Veneno intentará imponer su mayor experiencia, su velocidad y explosividad a la hora de trabajar en serie. Elam el Martillo buscará aplicar su precisión en el golpeo, su fortaleza y la dureza de su pegada, la que le ha valido para noquear en sus dos últimos compromisos a Iru Hernández y José Bello, los dos compañeros de Risco en el Star Gym.

El fajador sureño tiene fe ciega en sus posibilidades. “He hecho una buena preparación para llevarme la victoria y para poder estar al cien por cien el sábado porque estoy seguro de que si doy mi mejor versión será complicado ganarme”, aseguraba ayer un Risco que volverá a la actividad después de muchos meses alejado de los cuadriláteros por una peritonitis. “Afronto la pelea con seguridad y confianza ya que he trabajado muy duro y tengo muchas ganas de que llegue el sábado para poder ofrecer un buen combate”, señala el pupilo de Manolo Requejo que tiene claro que será “una pelea complicada” y que Elam Chávez es “un rival que está siendo la sensación del año y que tiene mucha proyección”. “Elam es rápido y fuerte y además mete mucho ritmo a los combates”, explica Risco que espera “poder demostrar el sábado lo duro que he trabajado”. El posible duelo con Souwer ni comentarlo. “Eso es adelantar acontecimientos”, concluye.