X
CANDELARIA >

Ayudas y trabajas

   

CARLOS PEREZ RACLOS SERVICIOS

Carlos Pérez, administrador y trabajador de la empresa. / NORCHi

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Lo tenía desde hace tiempo entre ceja y ceja; una subvención y la creciente necesidad de las personas mayores y discapacitados de tener ayuda le llevó a convertirse en empresario.

Carlos Pérez Rodríguez fundó hace justamente un año en Candelaria la empresa Raclós Servicios Profesionales, entendiendo que en la ayuda a domicilio y en servicios a empresas había un nicho de negocio. Hoy, un año después, el joven empresario se muestra satisfecho porque no solo le ha dado trabajo a él, sino a dos personas más, y ha extendido su clientela en todo el Valle de Güímar, incluso en municipios cercanos como La Laguna, Santa Cruz o El Rosario.

Carlos Pérez aprovechó una subvención para autónomos del Gobierno de Canarias y las facilidades que le concedió el Ayuntamiento de Candelaria para montar una empresa de servicios que hoy son muy demandados “aunque la crisis está haciendo que muchas personas mayores malvivan y no dispongan de medios para obtener ayudas externas, excepto en muchos casos de sus propios familiares”. Entiende que “la no aplicación de la Ley de Dependencia en Canarias ha dejado un vacío muy grande y los ayuntamientos han dejado de atender a muchos usuarios, por lo que la demanda de ayuda a domicilio, por ejemplo, es muy grande”. “Nuestro mercado -confirma y denuncia- es muy grande y quizás por eso se está produciendo un gran intrusismo, porque hay muchos trabajadores que no están dados de alta en la Seguridad Social o no están preparados o titulados, como en nuestra empresa”, señala Carlos Pérez, titulado sociocultural y en atención a domicilio.

Desde que comenzó a trabajar en instituciones sociales, como la atención a enfermos de Alzheimer, Carlos Pérez Rodríguez soñó con montar su propia empresa y desde hace un año desarrolla una labor que le “encanta”, porque no solo le proporciona un sustento económico sino “el placer de ver cómo te agradecen las personas mayores la ayuda que les proporcionas”. Raclós tiene, dentro de un amplio abanico de actividades, en la ayuda a domicilio y el servicio de limpieza, tanto a particulares como a comunidades de vecinos, como sus principales trabajos, aunque también desarrolla telemedicina, acompañamiento, realización de gestiones, mensajería o informática a domicilio. En definitiva, trabajar para ayudar, ayudar para trabajar.