X
candelaria >

Bollywood ante la Patrona

   

JG ENTREGA DE MANTO Y FIESTA DE LA COLONIA HINDU EN LA PLAZA DE LA BASILICA (5).jpg

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Unas dos mil personas, miembros de la amplia comunidad hindú en las Islas, asistieron el domingo por la tarde a la plaza de la Patrona de Canarias, en Candelaria, para celebrar, como los católicos, el Día de la Madre.

Encabezados por el cónsul honorario de la India en Canarias, y venidos en más de una docena de guaguas, desde las siete de la tarde los alrededores de la Basílica se convirtieron en un gran escenario al más puro estilo de Bollywood -la meca del cine hindú- compartiéndose momentos de recogimiento y oración con los de la diversión y el ocio, acabando la jornada con una gran degustación gastronómica de los más variados menús de la India y Canarias, además de danzas llenas de colorido y sensualidad.

Para tal ocasión, la primera vez que se realiza en Candelaria, la comunidad hindú trajo desde su país una réplica de la virgen Devimatta, a quien le ofrecieron velas en el exterior de la Basílica, mientras muchos de los presentes, incluido el concejal de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Candelaria, Francisco Pinto, se colocaban un lunar rojo (Tilak o bindu) en el centro de la frente.

Ya dentro de la morada de la Virgen de Candelaria, los hindúes volvieron a regalarle a nuestra Patrona un manto rojizo bordado con hilo de oro, que ya lució durante la ceremonia religiosa a la que asistieron con gran solemnidad y respeto, como es el desde hace más de cuarenta años han venido profesando los hindúes por La Morenita, a la que han hecho suya agradeciéndole los parabienes que le ha dado a estos emigrantes nuestras Islas, demostrando una gran devoción, como se observa cada vez que se acercan al camerino de la Virgen.

No es extraño, por tanto, que la patrona de Canarias disponga en su amplio fondo de armario de varios trajes y mantos cedidos y confeccionados por la comunidad hindú, aunque ha sido esta la primera vez que ésta celebra en su casa el Día de la Madre, y que se pretende, según manifestó Francisco Pinto, “intentar que se repita en próximos años”. El concejal estaba encantado de ver en la plaza el extraordinario ambiente creado por este encuentro intercultural.

La conexión entre la Virgen de Candelaria y la comunidad de los hindúes tinerfeños también se puede observar en términos materiales, como cuando hace veinte años contribuyeron éstos con el pago de una puerta torneada de madera noble que abre y cierra la capilla del Santísimo.