X
tenerife>

Deseos centenarios

   

El pasado 16 de marzo se procedió al entierro de la urna en la entrada principal del Cabildo. | DA

El pasado 16 de marzo se procedió al entierro de la urna en la entrada principal del Cabildo. | DA

J. M. | Santa Cruz de Tenerife

Nadie sabe cómo será la Isla dentro de cien años. Pese a ello los más pequeños han echado imaginación y han plasmado en papel, ya sea en una redacción o en un dibujo, su peculiar visión de futuro. Hasta el momento los primeros escritos fueron enterrados en el cofre de los deseos en la puerta del Cabildo de Tenerife. Se trata de una de las actividades organizadas en el marco de acciones con motivo del primer centenario de la Corporación insular.

Precisamente este acto se llevó a cabo el pasado 16 de marzo, cuando dos pequeños, junto con las autoridades insulares, procedieron a sepultar estos cientos de deseos, que se deberán abrir el 16 de marzo de 2113, tras el paso de otro centenario. Junto a estos deseos, también se sepultaron otras cosas curiosas como un bono del tranvía o monedas, junto con una carta del presidente del Gobierno insular, Ricardo Melchior.

En el acto participaron, además de un niño y una niña, el presidente del Cabildo; el vicepresidente, Aurelio Abreu; el vicepresidente económico, Carlos Alonso, y el consejero insular de Juventud, Educación e Igualdad, Miguel Ángel Pérez. El hueco donde fue enterrada la urna, que se encuentra bajo la logia de la puerta principal del Palacio Insular, se ha cubierto con una placa en la que figura la frase “Aquí están guardados los deseos de las niñas y los niños de Tenerife”.

Esta actividad, organizada por el área de Educación, Juventud e Igualdad, forma parte del Programa Insular de Animación a la Lectura (Pialte), puesto en marcha por el Cabildo tinerfeño desde hace ya varios años. Desde principio de curso se ha propuesto a los escolares del primer ciclo de Primaria (primero y segundo) de más de 30 centros escolares que plasmaran cómo veían la Isla dentro de 100 años y el resultado ha sido de lo más original. Pero no solo se ha propuesto que aporten una visión futurista de Tenerife, sino de todo el mundo y de su propio colegio.

Aunque parte de estos documentos ha sido enterrada, los más pequeños pueden seguir enviando a la Corporación insular sus deseos, ya que se irán incorporando al resto de dossieres que se guardan tanto en la propia Institución insular, como en el Museo de Historia, en la Laguna.

Personas que levitan, colegios que son parques, muchos espacios verdes o profesores que son robots son algunos de estos curiosos deseos que a los más pequeños les gustaría ver dentro de 100 años.

ANIMACIÓN A LA LECTURA
Los objetivos del Pialte 12-13 son reforzar el uso de las bibliotecas municipales en su sección infantil (incluyendo la participación de las familias), potenciar el teatro en la calle y la participación y toma de decisiones colectivas, mostrar a los adolescentes el mundo de la literatura clásica de manera entretenida y enriquecedora, potenciar la imaginación y la creatividad redactora y favorecer el uso responsable de las nuevas tecnologías por parte del alumnado, manteniendo las normas de escritura, redacción y ortografía independientemente del medio utilizado.

De esta forma, se ha articulado una serie de acciones en coordinación con los centros educativos, ayuntamientos, bibliotecas municipales y el área de Cultura de la Corporación insular que se dividen en cuatro grandes bloques.
Además del cofre, con motivo del centenario se han organizado diversas rutas teatralizadas que consiste en una representación de la historia del Cabildo.