X
tribuna > Casimiro Curbelo

Gestión de residuos: de problema a oportunidad – Por Casimiro Curbelo

   

Lejos quedan los tiempos en los que la basura se acumulaba en vertederos ilegales en cada municipio canario. Concienciados del problema medioambiental, en La Gomera hemos apostado por una ordenación que ha llevado a poner en marcha centros de recogida y clasificación como el Complejo Medioambiental de El Revolcadero o el Punto Limpio, localizados a las afueras de San Sebastián, y en el que trabaja un número importante de personas de forma directa e indirecta.

Durante las últimas décadas La Gomera ha avanzado mucho y ha dado pasos de gigante en el tratamiento de residuos, que incluyen la regeneración y la vuelta a su estado natural de espacios degradados. Así se ha hecho, por ejemplo, con Puntallana, en el que se invirtió un total de 2,5 millones de euros quedando lejos los cinco puntos incontrolados que existían en la Isla.

En este momento hay que plantear un servicio único, que sea capaz de ser sostenible, rentable y que se ofrezca con la mayor calidad, no solo para la prestación del servicio sino para garantizar que el tratamiento es el adecuado, que el medio ambiente percibe esa realidad y que Canarias gana en eficacia en la gestión de residuos que, en definitiva, es ganar en calidad de vida y, por tanto, apostar por todas las industrias que afectan a la economía de nuestro Archipiélago y en especialmente al turismo.

El Cabildo ultima el pliego de condiciones para poner en marcha el Plan Territorial Especial de Residuos de La Gomera puesto que es importante conjugar en una sola gestión para ahorrar, aproximadamente,unos 600.000 euros al año y que repercutirían en mejoras del servicio que hoy se están prestando de una forma dispersa desde el ámbito de cada una de las administraciones locales, por lo que es importante que los ayuntamientos acuerden la delegación de la gestión del servicio al Cabildo o se busquen fórmulas que vayan en esta dirección.
Es tiempo, sin embargo, de nuevos avances y el primero debe ser cambiar de mentalidad, para abordar la gestión como una oportunidad, no como un problema. Debatir, hacer una distribución ajustada de tareas y coordinar esfuerzos son claves para lograr esa transformación, de ahí las jornadas celebradas recientemente en la sede del gobierno insular colombino, bajo la organización del Cabildo, en colaboración con el Gobierno de Canarias y la Carta Europea del Turismo Sostenible en los Espacios Protegidos.

Destacada ha sido también la participación de Ecoembes, sociedad anónima sin ánimo de lucro en pro del reciclado y de una gestión adecuada de residuos, que se ha comprometido a desarrollar un trabajo conjunto con las instituciones insulares de cara a la implantación de la recogida selectiva en toda La Gomera y que por ley, en estos momentos, se pone en práctica en los ayuntamientos de San Sebastián y Valle Gran Rey.

También se han puesto sobre la mesa posibles fórmulas para reducir los costes económicos y ambientales de la gestión actual; se planteó la conveniencia de aminorar la cantidad de desechos que actualmente se llevan al Complejo Ambiental de La Gomera, así como la realización de un estudio de contenerización para la Isla.

Es imprescindible, en todo caso, asumir realidades como qué corresponde a los ayuntamientos, ya sea de manera individual o agrupados, la recogida y el tratamiento de los residuos urbanos, igual qué corresponde a la Institución insular gestionar el Complejo Medioambiental. Solo bajo la premisa de la responsabilidad de cada parte es posible alcanzar acuerdos y ofrecer un servicio sostenible y de calidad.

Y debemos implicarnos igualmente el conjunto de los ciudadanos, primer eslabón en la cadena de separación, tratamiento y gestión de los residuos, y las administraciones públicas en la cultura del reciclado. No olvidemos que tan sólo en La Gomera se produce una media estable de basura que oscila en torno a las 11.000 toneladas al año, por lo que es importante y necesario determinar un modelo de futuro.

Casimiro Curbelo es PRESIDENTE DEL CABILDO DE LA GOMERA