X
violencia de género >

Un hombre mata en Santander a su expareja, a quien retiraron el alejamiento

   

EFE | Santander

Un hombre de origen peruano ha estrangulado esta madrugada en su domicilio de Santander a su expareja, de la misma nacionalidad, a quien la Audiencia de Cantabria retiró en diciembre de 2012 la orden de alejamiento porque en el juicio no declararon ni el imputado ni la víctima.

Tras este suceso, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Santander ha acordado hoy mismo prisión provisional, comunicada y sin fianza, para este hombre, A.A.P., de 37 años.

En el auto del Juzgado de Violencia sobre la Mujer, emitido hoy, se recoge que el hombre ha declarado que acudió sobre las ocho de la tarde de ayer, jueves, a la vivienda de la víctima, de 29 años, para entregarle el hijo que tienen en común.

Entonces comenzó una discusión entre la pareja en la que, según el testimonio de A.A.P., la mujer le agredió primero, y él, en “un ataque de ira”, también la agredió.

El hombre, que dice no recordar exactamente lo sucedido porque estaba “bloqueado”, llamó después a un agente de policía local, al que conoce porque frecuenta el restaurante en el que trabaja, y le dijo que se le había “ido la mano” y que su mujer “no se movía”.

A.A.P. confesó estos hechos a los agentes que acudieron al domicilio, donde se encontraron, en el salón de la casa, el cuerpo de la mujer, a la que intentaron auxiliar sin éxito.

El imputado ya había sido condenado en febrero de 2012 por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander por dos delitos de violencia de género a 70 días en beneficio de la comunidad y a no aproximarse a la mujer ni comunicarse con ella en dos años y nueve meses.

El hombre recurrió esta sentencia ante la Audiencia de Cantabria, que revocó en diciembre de 2012 la decisión del Juzgado, ya que consideró que en el juicio -en el que no declararon ni el acusado ni la víctima- no se incorporó la declaración escrita en la que A.A.P. reconocía los hechos, y que el informe forense presentado no tenía “eficiencia para apoyar una condena”.

La mujer también presentó en noviembre de 2012 una demanda de divorcio ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

Pero el pasado 15 de marzo, cinco días antes de la fecha del señalamiento para el juicio de divorcio, A.A.P. y la fallecida presentaron una solicitud de suspensión del procedimiento, alegando sus abogados que las partes estaban en trámite de acuerdo amistoso.

La petición para suspender el proceso de divorcio fue atendida por el Juzgado por un periodo de 60 días, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en un comunicado.

El asesinato ha provocado reacciones en la comunidad autónoma y fuera de ella, y manifestaciones de condena y repulsa de autoridades e instituciones.

Además, se ha celebrado una concentración contra la violencia de género en la Plaza del Ayuntamiento de Santander, después de que el Consistorio haya celebrado un pleno extraordinario, en el que el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha leído una declaración institucional.

La concentración posterior ha estado encabezada por el alcalde y el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, junto con el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, César Tolosa.