X
EDUCACIÓN >

Pérez: “Canarias evitará el nuevo recorte de 180 millones que quiere Rajoy”

   

DIARIO DE AVISOS | Las Palmas de Gran Canaria

El consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, explicó ayer que el ajuste adicional de más de 3.000 millones de euros anunciado el pasado viernes por el Gobierno de Mariano de Rajoy, podría obligar al Ejecutivo regional a reducir su partida presupuestaria en casi 180 millones de euros. Según Pérez, esto es lo que dejará de percibir este año en partidas educativas, aumentando salvajemente la masificación de las aulas escolares y las tasas de matriculación. “Ello, sin incluir otras reducciones propuestas, como la de impedir la sustitución por jubilaciones”, explicó.

Canarias aún no ha practicado esas reducciones, indicó, “pero la merma de recursos provocará un ahorro que el Ejecutivo de Rajoy cifra en 3.988 millones para todo el Estado. La mayor parte de ese recorte debería provenir reduciendo profesorado”, dijo el vicepresidente y consejero regional.

Medidas a implantar

No obstante, aseguró que las medidas más comunes son: “Aumento de las horas lectivas, incremento del ratio alumno, eliminación de complementos, reducción de las sustituciones, suspensión de complementos, reorganizaciones de los departamentos de inspección educativa, jubilaciones forzosas y reducción de la plantilla por amortización de plazas de interinos”.

Además de estos recortes, y de la prórroga de los ya aplicados en 2012, el Gobierno crea una enorme incertidumbre en las administraciones autonómicas al señalar explícitamente a las autoridades comunitarias que “como garantía adicional, si en el mes de septiembre de este año el Gobierno identificara alguna desviación en la ejecución presupuestaria, se adoptarían nuevas medidas de no disponibilidad presupuestaria para cumplir los objetivos”. “El anuncio de estos posibles nuevos recortes se realizaría sin margen alguno para amortiguarlo”, explicó.

Deterioro de servicios

El consejero socialista dejó bien claro que las fuerzas sociales y sindicales que rechazan esta política de permanente deterioro de los servicios públicos esenciales y de desprotección ante la crisis “deben ser conscientes sobre quiénes son los verdaderos autores y responsables de los recortes que se están practicando” y por ello, anunció, que el Gobierno de Canarias intentará “limitar al máximo” los efectos de este nuevo “ataque” a las políticas sociales, pero la permanente reducción de las partidas que se transfieren al Archipiélago hace cada vez más difícil la gestión de los recursos públicos.

Amortiguar los ajustes

“Hasta ahora”, continuó Pérez, “el Gobierno de Canarias había tratado de amortiguar al máximo los recortes que se derivaban de las instrucciones del Gobierno central en materia de gasto social”. El vicepresidente del Gobierno indicó que si en Canarias, por ejemplo, “se hubiesen aplicado al máximo los recortes programados en el área de Educación, más de 1.600 profesores interinos habrían tenido que ser despedidos”. La redistribución del presupuesto de la Comunidad, transfiriendo recursos, ha permitido, sin embargo, que hasta el momento actual, la comunidad escolar canaria mantenga el nivel de empleo e incluso haya aumentado en 21 profesores.

Paquete

Este nuevo paquete de ajuste remitido esta misma semana a Bruselas, tras su aprobación en el Consejo de Ministros del pasado viernes, cuantifica las medidas adicionales que se adoptarán en 2013 para reducir esos otros 3.000 millones y alcanzar el objetivo de déficit del 6,3%. Además, explica el vicepresidente, señala un aumento de recaudación de unos 800 millones de euros con la aplicación de nuevas figuras impositivas, otros 1.000 millones que se detraen de las políticas de fomento del empleo, y otros 800 millones en recortes en otras áreas.

“Una lectura detallada de esos ahorros que el Gobierno de Rajoy señala de manera genérica, permite deducir que, nuevamente, tendrán que ser las comunidades autónomas las que deban ejecutar esos recortes, o, como en el caso del Gobierno de Canarias, sorteen el sudoku financiero de Rajoy mediante nuevas fórmulas que permitan mantener los servicios públicos por encima del listón que marca el Gobierno del Partido Popular”, destacó el consejero José Miguel Pérez.

Así, “nuevamente” el Gobierno de Rajoy, ante las dificultades para cuadrar sus “imposibles cuentas, adopta el camino más fácil y nefasto: reducir la financiación para las partidas de gasto social que se gestionan desde las comunidades. El recorte es “brutal” con la dependencia, fomento del empleo y gasto farmacéutico.

Reservas en Educacion