X
Vilaflor >

Reclama trabajo y comida al pie del Ayuntamiento de Vilaflor

   

PETRA MARIA AYUNTAMIENTO VILAFLOR

Petra María, ayer, sentada a las puertas del Ayuntamiento, junto a sus dos carteles reivindicativos. / DA

NICOLÁS DORTA | Vilaflor

Si Petra María de León, de 36 años, antes estaba en una situación complicada, sin trabajo y con poco dinero para salir adelante, ahora ha llegado al límite. Ayer se plantaba a las puertas de su Ayuntamiento porque ya no aguanta más. No puede pagar el alquiler de 300 euros de la casa en la que vive en Vilaflor con sus dos niños pequeños, Nauzet y Adrián, de nueve y tres años respectivamente. Es madre soltera, y tiene miedo a ser desahuciada. “Yo solo quiero un trabajo o algo que me ayude”, decía en conversación con DIARIO DE AVISOS.

La prestación estatal de los 426 euros también se la ha acabado, y comenta que igualmente la PCI (Prestación Canaria de Inserción). Por si fuera poco, ve complicado encontrar un trabajo y está dispuesta a dejar de comer para que alguien la escuche fuera del Consistorio, al menos esa era su intención ayer.

“Estoy desesperada, no puedo conseguir dinero, vivo gracias a la paga que tenía y ahora no sé que hacer, lo que pido es un trabajo, de lo que sea”, decía.

En dos grandes carteles se puede leer “SOS Servicios Sociales debe actuar”, aunque lo cierto, es que así ha sido, en la medida que la administración local ha podido, o eso es lo que ha dado a entender el alcalde de Vilaflor, Manuel Fumero.

“Desde Servicios Sociales se han puesto a disposición de esta vecina afectada las medidas necesarias”, pues “cada vez que esta persona, como usuaria de los Servicios Sociales que es, lo ha necesitado, hemos estado ahí”, subrayó el socialista. Fumero advierte que Petra “es libre de tomar esa decisión” y “lo que hago como responsable político es poner a disposición todos los medios, pero yo no le puedo dar un trabajo así, con la situación que estamos pasando, con técnicos que en breve dejarán su puesto de trabajo porque se les ha acaba el convenio”.

Fumero asegura que se ha sentado con la afectada y que le ha estado asesorando, con opciones “que se le ha solicitado y no las ha aceptado,”, añadió. Asimismo, fuentes municipales comentan que a esta persona se le ha dado en varias ocasiones la ayuda necesaria y que “conseguir un trabajo sigue el mismo procedimiento que el resto de vecinos”, con un currículum y las condiciones que se establecen. Las mismas fuentes añaden que esta vecina podría tener un problema con la droga y que ha de ser tratada. “Está en nuestras manos ayudarla y así lo hemos hecho siempre que las posibilidades lo han permitido”, agregó el alcalde. De momento, la joven Petra seguirá hasta que no pueda más, sin dinero, y según ella, con poca gente que le ayude. Sus dos hijos son lo único que tiene.