X
CANDELARIA >

Recuperar la costa y mejorar accesos en las viejas piscinas

   

PISCINA NATURAL CALETILLAS

Piscina natural que gestionará el hotel Punta del Rey, hoy abandonada. / NORCHI

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

El Ayuntamiento de Candelaria tiene previsto, dentro de las competencias que puede asumir de la Demarcación de Costas, mejorar el litoral del municipio.

Para ello, el concejal de Urbanismo, Domingo Ramos, señala que quieren completar lo antes posible el paseo marítimo que va desde Punta Larga hasta lo que fue el poblado de Cho Vito, aunque Costas ya adelantó que no hay presupuesto durante este año para completarlo, al igual que ocurre con la segunda fase de la gran playa.

Ramos ya adelantó tiempo atrás que el Ayuntamiento no estaba dispuesto a asumir las piscinas que en su día gestionaron los hoteles Tenerife Tour y Punta del Rey, con concesiones de Costas. Esas piscinas, hoy en estado de abandono, no serían rentables para el Consistorio, según Ramos, por el “elevado coste de la rehabilitación del foso acuático y del mantenimiento, en torno a los 60.000 euros al año” calcula el concejal, sin olvidar que lo que era el restaurante y baños de esa instalación no están en dominio marítimo-terrestre y por tanto pertenecen a los propietarios del hotel, hoy cerrado.

DE ESPECIAL INTERÉS

Pese a esa negativa a adquirir la concesión de Costas de esas dos piscinas, Domingo Ramos reconoce que esos lugares son de especial interés para Candelaria, y en concreto, la idea que se baraja es que “sean zonas de baño, al estilo de lo que hoy es La Hornilla, con escalinatas y barandillas”, aunque para eso se espera que Costas culmine el paseo marítimo, así como en la playa de Las Caletillas, pendientes de ser recepcionados por el Ayuntamiento.

Domingo Ramos confirmó que el hotel Punta del Rey no tendrá problemas para colocar dos jacuzzis en la segunda terraza de la piscina natural, aunque al estar en zona de servidumbre tendrá que disponer también del permiso de Política Territorial.

Menos optimista se mostró con los núcleos de Bajo La Cuesta y Playa la Viuda, a quienes no beneficia en absoluto la reforma de la Ley de Costas, “al contrario de lo ocurre con Anaga”, afirmó.