X
EL SALTO DEL SALMÓN >

Tesis perversas – Por Luis Aguilera

   

El viernes pasado me encontró agarrotado y en posición fetal, que siempre es defensiva, esperando noticias de Madrid sobre el nuevo paquetazo, temiendo que finalmente se metieran con mi congelada pensioncita.

Por ahora los viejos escapamos de esta nueva embestida del PP contra el pueblo español, que, según trata y apalea, no parece ser el suyo.

No lo digo sólo por los heridos y detenidos en las manifestaciones sino por la forma distante con que a él se refieren sus ministros. Si mal no recuerdo fue la vice Santamaría, que en una conferencia de prensa a tres voces, se refirió a un futuro promisorio gracias al “sacrificio de los españoles”.

Por alguna razón que los delata, no conjugan en primera persona el plural como si no fueran ni pueblo ni españoles. Pero lo que choca es que busquen la complicidad de los ciudadanos como si voluntariamente asumiéramos los estropicios de sus medidas económicas. Tal pareciera que reunidos en alguna asamblea clandestina hayamos resuelto infligirnos el patriótico deber de salvar los bancos antes que a nuestro sistema de salud y que muy a gusto miles se tiren a la calle para entregarles su vivienda o se suiciden en un todo por la patria y seis millones se vayan al paro con la misma alegría con que se hacían novillos en el cole.

Hay momentos en que uno se pregunta si estos gobernantes han dejado de lado la responsabilidad para con su gente y actúan como brokers de grupos financieros y sin reparos ejecutan las órdenes de Merkel y de la investigada Lagarde.

Hay que ver con qué desparpajo anuncian que todo irá a peor, que faltan por destruir más de un millón de empleos y en cambio no anuncian políticas correctivas ni siquiera paliativas.

Importan los mercados más que las personas. ¿Qué ocultan? Saben perfectamente que, sin crear empleo y activar el crédito, la ruina no tendrá retorno. Perversa tesis esta de profundizar el desastre para remontar la crisis.