X
arona>

La unión no hace la fuerza

   

El Gobierno canario prevé conseguir más de 100 millones de euros al cumplir el objetivo de déficit en 2012. | DA

El Gobierno canario prevé conseguir más de 100 millones de euros al cumplir el objetivo de déficit en 2012. | DA

NICOLÁS DORTA | Arona

La financiación de hospital del Sur para este año, actualmente paralizado, está supeditada al margen de endeudamiento que pueda tener el Gobierno de Canarias con respecto al cumplimiento de las exigencias del Estado frente al déficit de las comunidades autónomas. Este supuesto cumplimiento del déficit, que se conocerá a finales de mes, permitirá conseguir más de cien millones de euros, incluso entre 140 y 200, para obras pendientes, entre las que se incluiría como prioridad, la continuación del hospital, si todo va bien.

Así lo ha manifestado ayer el alcalde de Guía de Isora y diputado socialista en la Cámara regional, Pedro Martín, quien ya se había referido recientemente en DIARIO DE AVISOS a la importancia de ejecutar esta obra cuanto antes en una demanda histórica para la población sureña, que supera los 200.000 habitantes. Los 1,5 millones de presupuesto para el hospital en 2013 son una minucia. Y ya que el Estado no da más dinero, habrá que “agarrarse” a un préstamo. Así están las cosas.

El alcalde de Vilaflor y secretario general de los socialistas en Tenerife, Manuel Fumero, habló en los mismos términos que su homónimo en Guía, refiriéndose a la capacidad que tendrá el Ejecutivo canario “para endeudarse con un margen que puede llegar a los 200 millones de euros y eso lo sabremos a final de mes”. Añadió que el hospital “va primero” y luego “el empleo”, incluso antes que el anillo insular, tocado también por la tijera.

Por otro lado, a pesar de la aparente unión que tienen los alcaldes del Sur sobre el hospital, las reuniones, manifestaciones y declaraciones en medios de comunicación a lo largo de estos años no perecen haber hecho efecto, ninguno, sobre sus compañeros de partido en el Gobierno de Canarias, Cabildo, ni en el Estado, al menos para mantener una estabilidad en esta obra, que no es la primera vez que se paraliza. Más bien los alcaldes prefieren evitar la autocrítica y decir que la financiación de la obra no va con ellos, efectivamente, pues no les corresponde, pero ninguno hace mención a sus competencias políticas y a la importancia que pueden tener a la hora de agilizar procesos, en este caso, sin efecto alguno.

Ayer, el alcalde de Granadilla fue el primero en reaccionar ante la paralización del hospital. Tachó de una “una burla” a la ciudadanía del Sur; no solo el centro sociosanitario propiamente dicho, sino en lo que respecta también al centro de especialidades (el CAE de El Mojón que tenía previsto trasladarse a la primera planta del hospital este año) y “al que ya ni se le espera”, dijo.

El Gobierno de Canarias, recalcó Cejas, “debe dar una explicación sobre la situación y el presupuesto para esta obra, pues pasará nuevamente otra legislatura sin saber para cuándo estará lista esta infraestructura sanitaria”. Agrego que “el derecho a una sanidad digna es un derecho elemental, y el Gobierno de Canarias demuestra con esta dejadez de funciones que el hospital del Sur nunca ha sido su prioridad y que le mueve otro tipo de intereses”.

En breve, dijo, “se convocará una reunión entre los alcaldes del Sur para abordar qué hacer al respecto”.

Al alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, le parece “una pena” que a estas alturas “aún estemos hablando de este tema”. “Me han hecho esta pregunta numerosas veces desde hace años”, dijo.

El hospital “es una vieja reivindicación del Sur en la que estamos empeñados, pues entendemos que es esencial para los residentes de esta zona de la isla que ven mermados sus derechos en este campo tan importante”. “No sé qué va a pasar con el Hospital del Sur pero por mi parte seguiré en esa pelea hasta el final, y ese final sólo llegará cuando esté construido y en funcionamiento”, sostuvo.

El alcalde de Santiago del Teide, Juan Gorrín, entiende que ya es hora de que el Sur se beneficie en cuanto a infraestructuras se refiere y, sobre todo, con este del hospital que para esta parte de la isla supone una prioridad absoluta.

Por ello, demanda al Gobierno de Canarias “a que cumpla sus compromisos y busque la financiación necesaria para su puesta en marcha”.

El mandatario de San Miguel, Valentín González, está en la misma línea y exige el máximo esfuerzo y compromiso histórico con los ciudadanos para acabar esta obra cuanto antes pues “no es tolerable ni explicable una demora en este asunto”.
El alcalde de Arico, Juan José Armas, espera que por una vez se solucionen “los problemas burocráticos que existen para sacar adelante esta infraestructura y lo que demanda la ciudadanía históricamente”.

El primer teniente de alcalde de Arona, Antonio Sosa, explicó que desde el grupo de gobierno el hospital “no solo es una necesidad para la población sino una prioridad” por la que “seguiremos luchando” y advirtió a “que se busque cuanto antes la financiación para este año y para seguir con los trabajos”.

HABLA EL PP
El presidente del PP de Tenerife, Manuel Domínguez, coincide con los socialistas que la gestión de la Consejería de Sanidad es de “auténtica vergüenza” tal y como ha señaló el vicepresidente del Cabildo, Aurelio Abreu.
Añade que las obras paradas de la infraestructura evidencian las mentiras del Gobierno de Canarias cuando aseguraba que en abril habría ficha financiera para continuar con el proyecto. “Los ciudadanos están hartos del mismo mensaje del Gobierno de Canarias”, comentó Manuel Domínguez.