X
santa cruz >

Los vecinos de María Jiménez exigen a la Autoridad Portuaria que reduzca el ruido nocturno en el dique del Este

   

Software logistica contenedores

Movimiento de contenedores en el entorno portuario. / DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz

El presidente de la Comisión de María Jiménez, Rafael González Talavera, exige a la Autoridad Portuaria medidas “urgentes” para reducir los “altos” índices de ruido nocturno en el muelle del Dique del Este, que impide a los vecinos de realizar su “legítimo” derecho al descanso.

Según la comisión, el impacto sonoro que se produce por la descarga de los contenedores en las operaciones portuarias se ven incrementados en la operativa de la tercera jornada, que comienza a las 20.00 horas y finaliza a las 02.00.

Esta contaminación acústica se agrava en la época estival debido a que los vecinos se ven obligados a abrir las ventanas por la noche para refrescar sus casas por el aumento de las temperaturas.

La comisión le recuerda a las administraciones, en una nota, que deben cumplir con lo establecido en la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del ruido y los reales decretos que la desarrollan como el RD 1513/2005, de 16 de Diciembre, en cuanto a evaluación y gestión del ruido ambiental, que conjuntamente con la ley trasponen la Directiva Europea 2002/49/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de junio de 2002.

La comisión solicita la elaboración de un mapa estratégico de ruido detallado que permita realizar una evaluación de los niveles de ruido de la zona, y en el interior y en las proximidades de las viviendas.

Para mejorar la calidad acústica, la comisión solicita a la Autoridad Portuaria planes de acción como la instalación de pantallas acústicas en los límites del recinto portuario, inspeccionar las condiciones en que se encuentra la maquinaria pesada utilizada en la descarga de los contenedores, instalar blindajes acústicos en las maquinarias portuarias, aumentar el porte de la masa forestal de la avenida marítima, así como intercalar zonas verdes en áreas abiertas en torno a las viviendas del barrio de María Jiménez.