X
educación >

14.000 alumnos asistirán a inmersión lingüística y 6.000 irán a comedor escolar

   

EFE | Santa Cruz

Un total de 14.000 alumnos asistirán a los cursos de inmersión lingüística programados para este verano por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias en 162 colegios canarios, y de ellos 6.160 se acogerán al plan de comedores escolares gratuitos.

El vicepresidente y consejero de Educación del ejecutivo regional, José Miguel Pérez, hizo públicas hoy las cifras definitivas de este programa puesto en marcha por primera vez en colaboración con los ayuntamientos, y que supondrá la contratación de 321 monitores para las clases de inglés.

La Consejería había calculado que entre 6.000 y 8.000 alumnos se apuntarían a los comedores escolares, cifra estimada de acuerdo al uso subvencionado que se realiza durante el curso escolar, y finalmente han sido 6.160 los que se han apuntado, explicó Pérez.

De ellos 2.836 corresponden a Tenerife, 2.298 a Gran Canaria, 358 a La Palma, 324 a Fuerteventura, 246 a Lanzarote, 57 a El Hierro y 41 a La Gomera.

Los comedores se abrirán en 162 centros escolares repartidos por todas las islas y todos los municipios, según dijo José Miguel Pérez, y el coste total de este programa extraordinario, que funcionará en julio y agosto, estará entre un millón y millón y medio de euros, de los que 450.000 corresponden a la contratación de los monitores de inglés.

Además de las plazas para comedores escolares, la Consejería ha dispuesto hasta un total de 14.000 plazas para los cursos de inmersión lingüística que serán completadas con niños que no hagan uso del servicio de comedor.

La actividad de inmersión lingüística programada por la Consejería ocupará dos horas diarias, y además los ayuntamientos han complementado con programas educativos, lúdicos o de refuerzo esta iniciativa.

José Miguel Pérez informó de que finalmente las necesidades de transporte escolar han sido mínimas, por la distribución realizada de los centros educativos que abrirán en el verano.

José Miguel Pérez informó también de que junto a la decisión acordada ayer en el Consejo Universitario de congelar las tasas académicas del próximo curso, el Consejo de Gobierno de Canarias ha acordado reducir en un 40 por ciento las tasas de los máster no habilitantes, es decir, aquellos que no conducen permiten directamente el ejercicio de una actividad profesional o que habilitan para estudiar el doctorado.

El consejero de Educación salió al paso de las críticas de Comisiones Obreras sobre la disminución en un 15,6 por ciento en la inversión en educación en Canarias entre 2009 y 2013, y recordó que en ese periodo se han perdido 340 millones de euros de financiación del Estado que el Gobierno de Canarias ha amortiguado con sus fondos.

“No hemos despedido docentes, hay más interinos que el curso pasado, se ha continuado con las sustituciones, ha aumentado la oferta de plazas en bachillerato y formación profesional, hemos mantenido las becas y estamos estudiando aumentarlas el año que viene”, enumeró José Miguel Pérez.

Todas estas medidas son opuestas a la política educativa de la derecha y han permitido mantener en Canarias la igualdad de oportunidades y la justicia social a la vez que se ha aumentado la calidad, afirmó.

“El Gobierno de Canarias actúa con toda la potencia que tiene para amortiguar” los recortes del ejecutivo central, y aunque no tiene capacidad financiera para cubrir la totalidad se ha dado prioridad al gasto educativo, afirmó.