X
santa cruz >

Alexis Oliva: “La prisa por refinanciar la deuda esconde la falta de liquidez”

   

El edil popular Alexis Oliva, en el último pleno celebrado en el Ayuntamiento capitalino. / SERGIO MÉNDEZ

El edil popular Alexis Oliva, en el último pleno celebrado en el Ayuntamiento capitalino. / SERGIO MÉNDEZ

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Con toda probabilidad el Estado dirá que sí a la petición del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de refinanciar su deuda a largo plazo, tal y como hacía constar el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez en una misiva dirigida al secretario de Estado de las Administraciones Públicas, una operación que desde las filas del PP ha sido duramente criticada al asegurar una y otra vez que “lo que está haciendo el Ayuntamiento es dar una patada hacia adelante a la deuda para liberar liquidez en el corto plazo”.

Asegura Alexis Oliva, edil popular, que “la pregunta que habría que hacerse es en qué se va a gastar ese dinero porque parece evidente que la urgencia por la refinanciación de la deuda y la posibilidad de pedir nuevos créditos, habla de esa necesidad de dinero”.

Oliva afirma que “poco a poco se va confirmando lo que venimos denunciando y es que la operación por la que se cancela el préstamo a proveedores, que por cierto aún no se ha finalizado, no es de saneamiento”. Añade el edil popular que lo que ha hecho el Consistorio es “quitarse el plan de ajuste de encima porque sabían que no lo iban a cumplir además de que sigue acumulando deuda con los proveedores, a los que posiblemente tenga que pagarles con esos nuevos créditos que puede pedir”.

“Algo que también nos planteamos, continuó el edil, es que a la hora de acudir a pedir dinero a los bancos, es qué entidad va a prestar dinero ya sin el aval del Estado”. Insiste Oliva en que “no pueden hablar de saneamiento cuando han transformado deuda comercial en financiera”.

Nivel gobernable

El edil de Hacienda, Alberto Bernabé, por su parte, en una entrevista con este medio defendía que la deuda a la que se enfrenta el Ayuntamiento, “no ha sido generada en este mandato” y detallaba que con la reducción “pasamos de 126 millones a que sea sólo el 36% de deuda viva la que quede en el informe de liquidación de 2013, una cifra absolutamente gobernable”.