X
educación>

Canarias, entre las comunidades con mayor abandono escolar

   

EUROPA PRESS | Madrid

La tasa de abandono escolar en Canarias se situó en el 28,3 por ciento en 2012, lo que coloca al archipiélago en la cuarta comunidad autónoma con mayor abandono educativo, según datos del Avance del Mercado Laboral de AML Afi-Asempleo.

Lidera el ranking Extremadura, con el 32,2 por ciento de abandono escolar, seguida de Baleares (30,1%), Andalucía (28,8%) y Canarias (28,3%), todas ellas muy por encima de la media del país (24,9%). En el extremo opuesto se sitúan País Vasco (11,5%), Navarra (13,3%), Cantabria (14%) y Asturias (19,4%).

Todas las regiones han reducido su tasa de abandono escolar desde 2007 (año del inicio de la crisis laboral). Destaca el caso de Baleares (-13%), seguida de Murcia (-11,9%) y Cantabria (-11,3%), todas ellas muy por encima de la caída para la media nacional (-6,1%). Las que menos han reducido su tasa de abandono educativo son Galicia (-0,8%), Castilla y León (-2%) y Extremadura (-2,1%).

La estrecha relación entre la tasa de abandono educativo temprano y la tasa de paro juvenil también es evidente en comparativa europea. La media para la UE se sitúa en el 13,5 por ciento en 2011 (último dato disponible para la UE). España (26,5%), Portugal (23,2%) e Italia (18,2%) son los países que presentan las tasas de abandono educativo y tasas de paro más altas de la Unión Europea.

El caso de Malta es particular, pues aunque poseía la tasa de abandono educativo temprano más elevada de todo el territorio europeo (33,5% en 2011), la tasa de paro de los jóvenes, en cambio, era de apenas un 14,1 por ciento. En el lado contrario se sitúan Suiza (6,3%), Suecia (6,6%), Austria (8,3%) y Holanda (9,1%), pues registraron las más bajas combinaciones de dichas tasas de toda la Unión.

Si se atiende a las variaciones que han tenido lugar desde el inicio de la crisis, se observa que España (-4,5%) y Portugal (-13,7%), dos de las economías cuyos mercados laborales están viéndose más afectados por la crisis, son los países en los que más se ha reducido el número de jóvenes que ha abandonado tempranamente sus estudios.

No obstante, ambos países ya partían de niveles de abandono educativo temprano muy superiores a la media europea (31,0% y 36,9% en 2007, respectivamente, frente al 15,1% de la UE), una disminución que, hasta la fecha, no ha logrado contener el crecimiento de la tasa de desempleo joven y, mucho menos, en el caso de aquellos que poseen un bajo nivel educativo (que, en media, es 1,3 veces superior a la del conjunto de los jóvenes).

En Irlanda y Grecia, países que han recibido ayuda financiera de la UE y que también poseen unas altas tasas de desempleo juvenil, poseen, sin embargo, una tasa de abandono educativo temprano muy similar a la de la media europea, por lo que su solución requerirá, probablemente de otro tipo de medidas que no sean las de dar continuidad a la formación-educación de la mano de obra más joven.