X
política >

Canarias se ahorraría 75 millones en 10 años con créditos de Estados Unidos que Rajoy prohíbe

   

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz

Canarias deberá rechazar la oferta de un banco estadounidense que le cobraría por un crédito hasta 75 millones de euros menos, en una década, que las entidades financieras españolas, según las estimaciones de la Consejería de Economía y Hacienda. Su titular, Javier González Ortiz, acusó ayer al Gobierno estatal de “interferir” con ella en la autonomía financiera de Canarias por prohibir a las comunidades autónomas financiarse en el mercado internacional y obligar, por tanto, a concertar los préstamos con bancos españoles.

Este miércoles en el Parlamento canario, este asunto fue objetivo de un encendido debate en el que el consejero tachó de “incomprensible” que el Gobierno de Rajoy prohíba a Canarias conseguir recursos de forma más barata y que los canarios deban asumir “un sobrecoste” a su juicio “sin lógica e incomprensible”.

González Ortiz recordó que el Gobierno canario necesita 1.087 millones de euros para 2013, y sin embargo, el Ministerio de Hacienda solo le ha asignado un préstamo de 421 millones con cargo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), es decir, “menos de la mitad”, por lo que el Ejecutivo regional debe acudir al mercado financiero español para conseguir el resto, y a un mayor interés que la oferta del banco estadounidense, cuya identidad no desveló.

Esto supondrá, dijo, que Canarias deba pagar 7,5 millones de euros más al año en intereses, al tener prohibido los créditos internacionales, a pesar de que el Archipiélago “cumple con sus obligaciones sobre déficit público y deuda, es solvente y tiene credibilidad suficiente como para recibir ofertas crediticias atractivas”. A su juicio, con estas restricciones y el FLA, “las comunidades peor situadas arrastran a las que tenemos solvencia”.

Julio Cruz, del Grupo Socialista, tachó de “vergonzoso” el mecanismo de control para evitar la financiación en el exterior, aunque haya que pagar 7,5 millones de euros en intereses al año. “El PP obliga a los ciudadanos canarios a seguir financiando los beneficios de la banca española, cuando pueden obtener préstamos en mejores condiciones”, lamentó el diputado del PSOE.

Desde Nueva Canarias (NC), su portavoz, Román Rodríguez, consideró “poco razonable” esta prohibición impuesta por el Ejecutivo central, y “que sólo se puede explicar desde una estrategia de atornillamiento y de control absoluto estatal”.

En respuesta a todos ellos, el parlamentario del PP Jorge Rodríguez comenzó su intervención con una frase que caldeó aún más el ambiente: “Da vergüenza que el Gobierno canario muerda la mano que le da de comer”, dijo, antes de añadir que “si algo no debe olvidarse es que sin ayuda del Gobierno de Rajoy, que ha aportado liquidez a Canarias, el déficit autonómico de 2012 no hubiera sido el que ha sido, por lo que lamento esta campaña de desprestigio del FLA”.

Un fondo, agregó, junto con el de pago a proveedores y la elevación del techo de endeudamiento, con el que “Rajoy ha facilitado, no digo dado o regalado, financiación por 1.406 millones para las arcas públicas de esta comunidad autónoma”.

Tras escuchar al diputado popular, José Miguel Ruano (CC) le reprochó la alusión a la mordida en la mano que da de comer, expresión que calificó de “lamentable” en este caso, pues, a su juicio, su grupo “no critica el FLA” sino que con este mecanismo “se hayan agrupado todos los fondos que las comunidades autónomas necesitan y dando a los peores una mejor financiación”

A esto añadió González Ortiz que “no es cierto que gracias al Estado cumplamos el objetivo de estabilidad financiera” y juzgó de “equivocada” la decisión del Gobierno estatal de “detraer” a los bancos recursos para las administraciones públicas “impidiendo así que fluya el crédito a las familias y las empresas?”. “¿No será que su intención es seguir estrangulándonos para continuar con el proceso de centralización?”, se preguntó el consejero, tratando de explicarse por qué debe dar carpetazo a la “ventajosa” oferta venida de Estados Unidos.