X
santa cruz >

El Consistorio seguirá adelante con su parte del plan de La Candelaria

   

José Manuel Bermúdez y Ángela Mena, ayer durante su reunión con los vecinos en Santa Cruz. / da

José Manuel Bermúdez y Ángela Mena, ayer durante su reunión con los vecinos en Santa Cruz. / Da

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El municipio de Santa Cruz de Tenerife es el más afectado por la “decisión unilateral” del Ministerio de Fomento de no adelantar más dinero para los convenios de rehabilitación y reposición de viviendas firmados con Canarias hasta que no se justifiquen en su totalidad los fondos ya adelantados, algo que sólo es posible si el dinero se ha gastado. En el caso de la capital los vecinos más afectados son los de la barriada de La Candelaria, los que, después de muchos años de espera, por fin comenzaban a ver como el proyecto, paralizado por la falta de planeamiento, comenzaba a tomar forma. Ante esta situación, el alcalde, José Manuel Bermúdez, en una reunión mantenida ayer con los vecinos, quiso dar un paso al frente y aseguró que el Ayuntamiento mantendrá la hoja de ruta prevista respecto a la reposición de viviendas que estaba pendiente de ejecutarse.

“Pese al incumplimiento del Gobierno central, seguimos trabajando para solventar la situación urbanística que permita la reposición de las viviendas de La Candelaria”, indicó el regidor municipal, quien aseguró también que “se cumplirá con la redacción de los proyectos arquitectónicos que van encaminados a tal fin”.

“Nosotros vamos a hacer nuestra parte de la tarea, continuó el alcalde, y, luego, serán otros los que tengan que dar la cara ante los vecinos por no cumplir con sus compromisos”. Mena, por su parte, agradeció ante el alcalde la predisposición mostrada por los vecinos de La Candelaria durante todo el proceso, “ya que pese a este incumplimiento siguen teniendo una actitud proactiva, conciliadora y comprometida”.

Más de 1.400

La realidad es que, con la decisión del Ministerio de Fomento, más de 1.400 viviendas de Santa Cruz están pendientes de un hilo para su rehabilitación o reposición. En el análisis realizado por la responsable de Vivienda en la capital, la imposibilidad de realizar reajustes en los convenios, esto es, descontar anualmente del dinero consignado a los proyectos aquel que se vaya usando, supone que en la mayoría de los casos no se pueda retomar los proyectos hasta el 2016, de forma que será en los nuevos convenios que se vayan firmando, donde se estipule la nueva ficha financiera y plazos de ejecución. “Sin reajustes, sin reconocer los convenios anteriores y renegociando las condiciones de los que están en vigor, el nuevo Plan de Vivienda es imposible de ejecutar”, aseveró Mena.

La concejala nacionalista, al término de la reunión en la que la consejera de Vivienda, Inés Rojas, comunicaba oficialmente la decisión de Fomento, manifestaba sentir “una impotencia tremenda” ante la decisión unilateral del Ministerio que, afirmó, “raya en la falta de respeto”, añadiendo que “el Estado ha actuado de mala fe porque son tantos los condicionantes que es imposible ejecutar nada. Es un plan de pagos y no de inversión”. Mena justifica que parte del dinero adelantado no se haya usado en que, en el caso de Santa Cruz, “el retraso en la aprobación del Plan General ha hecho a su vez que no podamos adelantar más en los proyectos ya en marcha pero eso no quiere decir que nos hayamos gastado el dinero”. La concejala de Vivienda aseguró que está dispuesta a llegar a dónde haga falta para obtener una solución y más después de la respuesta dada por el Gobierno central: “Nos han dicho que si no estamos de acuerdo que acudamos al Tribunal Constitucional”.


Réplica del PP

Se han gastado el dinero

Desde el PP de Santa Cruz, Ana Zurita se muestra contundente con las declaraciones de Inés Rojas y las de Ángela Mena, acusándolas de “alarma innecesaria” en una cuestión que reduce a que “se han gastado el dinero del Estado y ahora no tienen con qué reponerlo”. Zurita niega que se paralicen o rompan los convenios, “lo que ha hecho Fomento es poner las cuentas sobre la mesa y la realidad es que se han adelantado 76 millones de euros y una gran parte no se ha justificado”. “En el caso de Santa Cruz, continuó la edil popular, de los proyectos que se tenían que poner en marcha entre 2009 y 2012 no se ha hecho ninguno y en cambio sí que se ha cobrado el dinero”. Apunta Zurita que la solución pasa por que se inicien los proyectos con el dinero adelantado y que a medida que se vaya justificando, “el Estado irá transfiriendo fondos a los convenios ya firmados”.