X
FUTURO PLURAL >

Cortes de agua – Por Pedro Fernández Arcila

   

El perfil más inhumano de la nueva EMMASA que nos impusieron en el 2005 los nacionalistas de CC y del PP lo representan los cortes de agua en los domicilios de las familias más necesitadas, que, por su situación económica, se muestran incapaces de afrontar el pago del recibo del consumo de agua de abasto público. Conscientes del problema al que se enfrentaba la ciudad, los concejales del Ayuntamiento de Santa Cruz acordamos hace unos meses apoyar de manera unánime una moción para que EMMASA no realizara esta medida de manera indiscriminada. Sin embargo la avaricia de los nuevos gerentes del agua municipal y el desorden calamitoso que reina en el grupo de gobierno han logrado que esta medida se quede en agua de borrajas.

Las personas que diariamente se agolpan en las oficinas de EMMASA para tratar de recuperar este derecho esencial es un termómetro del nivel de pobreza y exclusión social a la que está llegando nuestra sociedad pero sobre todo de los derroteros que está alcanzado este grupo de gobierno que después de dos años se muestra incapacitado para resolver, también, esta situación de urgente necesidad y de la que sólo el desempeño vocacional de los trabajadores sociales del Ayuntamiento permiten solventar, en una pequeña parte, esta injusticia.

Para colmo, cuando estas familias pueden obtener el dinero suficiente para pagar su deuda, gracias a la caridad o del IMAS, EMMASA le exige el pago de una cuota extra para conectarse de nuevo. Esta injusta situación de la que son testigos en primera persona centenares de familias chicharreras era desconocida por el equipo de gobierno hasta que Sí se puede les advirtió de esta circunstancia. Pasarán meses o quizás años hasta que alguien del equipo de gobierno se le mueva el ánimo y pregunte por estos pagos, mientras EMMASA habrá llenado de codicia sus bolsillos a costa de la necesidad de nuestros conciudadanos y gracias a la actitud deshonesta de un grupo de gobierno que, pase lo que pase, seguirá enviando a los periódicos insulares fotos de un sonriente alcalde anunciando su enorme preocupación por la pobreza en Santa Cruz.

*CONCEJAL DE SÍ SE PUEDE EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ