X
LA LAGUNA >

Las alfombras visten las calles laguneras de marmolina

   

Fotos: JAVIER GANIVET
<
>

J. M. | Santa Cruz de Tenerife

Las calles de La Laguna se llenaron ayer, como ya es tradicional, de flores, marmolina, frutos y otros elementos ornamentales con los que se confeccionó el casi centenar de alfombras en la celebración del Corpus Christi. Numerosos devotos y curiosos se pasearon por el casco de Aguere para conocer de primera mano este arte efímero. Lo cierto es que en esta ocasión, quizás por la crisis económica, se apreció un aumento de la utilización de las marmolinas de colores en detrimento de los pétalos de flores.

En el Corpus Christi lagunero participaron 89 alfombristas, entre multitud de colectivos sociales de diversa índole, empresas, comercios y particulares, una cifra mayor que en años anteriores. Los participantes comenzaron la elaboración de las alfombras en torno a las 19.00 horas del sábado, tarea que se prolongó hasta altas horas de la madrugada e incluso dando los últimos retoques a primera hora de la mañana de ayer. De hecho, tanto niños como mayores participaron en la confección de esta ofrenda.

A pesar del partido del Club Deportivo Tenerife, y de la celebración del ascenso, numerosos ciudadanos se dieron cita en las calles laguneras para no perderse la tradicional fiesta religiosa. A las 17.00 horas en la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, tuvo lugar la eucaristía, a la que le continuó la procesión del Santísimo Sacramento por el casco. El recorrido se inició en La Concepción, transcurriendo por la calle de La Carrera, plaza del Adelantado, calle del Agua, calle San Agustín y calle Ascanio y Nieves, para finalizar el trayecto retornando a la citada parroquia de la ciudad.

El Corpus Christi de La laguna es una de las celebraciones religiosas más antiguas del Archipiélago y sus inicios se remontan a la propia conquista de la Isla.

Las investigaciones hablan de que, desde sus orígenes, cuando el Cabildo ordenó esta celebración en mayo de 1496, la costumbre era enramar y embellecer las vías de la ciudad.

Tacoronte homenajea a los alfombristas

El municipio de Tacoronte recuerda en esta edición del Corpus Christi a los alfombristas, en el tapiz central que se ubica en la plaza del Cristo. Se trata de una festividad religiosa donde hay una importante participación de vecinos, creando casi 150 alfombras de tierras y flores y ramas. El Corpus de Tacoronte ocupa un lugar especial en la festividad dentro de la isla de Tenerife, por incluir una gran obra central: una de las mayores que se confeccionan en Canarias, diseñada por el artista Juan Fajardo. A esta obra central se unieron innumerables alfombras que llenaron de color, creatividad y devoción las calles del municipio.