X
el hierro >

Ni un billete ni una cama

   

Bajada de la virgen los Reyes 2009 MOISES PEREZ

La Bajada de la Virgen triplicará la población herreña. / M. PÉREZ

NORBERTO CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

Restan todavía dos semanas justas para que comience la celebración de la 68 edición de la Bajada de la Virgen de los Reyes, la patrona de la Isla de El Hierro. Faltan aún 14 días, pero ya no queda ningún billete de avión ni cama ni coche de alquiler para poder disfrutar el sábado 6 de julio de una de las demostraciones de fe más grande que se dan en toda Canarias.

Ni siquiera el hecho de ampliar de dos a siete frecuencias aéreas el día 5 de julio ha sido suficiente para satisfacer la demanda. Ayer tarde solo quedaba una plaza para el avión de las 10.50. Poco después nos comentaron desde Viajes Halcón que se trataba de un error

Sin embargo, el mismo día de la Bajada (sábado, 6 de julio) si hay plazas aéreas, aunque lógicamente sin posibilidad de poner asistir ya a la salida desde la Ermita de la Dehesa de la Virgen o de llegar a la tradicional tendida de manteles en la Cruz de los Reyes.

Pero no solo no hay billetes de BinterCanarias para acudir el día grande de las fiestas, sino que tampoco hay posibilidad de acudir en barco y menos si quiere hacerlo con coche -se descartó poner uno más en la madrugada del día 5-. Y si encontrara acomodo en algún barco, no encontrará vehículo de alquiler disponible en la Isla del Meridiano ni tampoco una habitación donde dormir las horas previas a la Bajada, aunque tal vez sí la resaca del domingo.

Cuatro años después, a pesar del aumento considerable de la crisis económica y la llamada crisis sismo-volcánica que sufrió la Isla, la Bajada de la Virgen de los Reyes volverá a concentrar en El Hierro el triple o cuadruple de su población, estimándose que se pueda repetir la cifra de 40.000 personas las que se den cita durante todo el día 6 en el recorrido que se iniciará a las 6 de la mañana en la Ermita de la Dehesa y concluirá en la Iglesia de la Concepción de Valverde pasadas las diez de la noche.
Cada cuatro años se celebra por tanto la Bajada de la Virgen de los Reyes, desde su santuario de la Dehesa, en el sur de la isla de El Hierro, hasta la villa de Valverde, que está en el norte. Este acto cívico religioso comienza el primer sábado de julio, con un despliegue impresionante de música y color desde la Dehesa, para comenzar sobre las diez de la mañana el traslado de la Virgen, en una silla de madera con andas denominada coso, como las usadas en la Edad Media.

Bailes y cantos

El recorrido es de unos 28 kilómetros, con paradas en todos los núcleos del itinerario y es acompañado incesantemente de bailes y cantos al son de los tambores, pitos y chácaras. Los diferentes núcleos de población se hacen cargo de las andas y de los bailes desde que la Virgen atraviesa la raya o delimitación en la que le corresponde a cada uno y hasta que comienza el siguiente.

Se espera que este año, al contrario de lo que sucedió en 2009, no haya incidentes destacados en la portabilidad de la Virgen, aunque a veces los excesos de devoción o celos son muy traicioneros.

No asombra, por tanto, que el despliegue de medidas de seguridad ese primer fin de semana de julio en la Isla sea superior incluso al que se vivió durante los episodios más calientes de la erupción volcánica submarina en octubre de 2011 en La Restinga.

Jorge Marichal, presidente de Ashotel: “¿Cómo puede un alemán sacar un pasaje si no sabe cuándo sale el barco?”

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, preguntó en tono crítico cómo puede un alemán sacar un pasaje para viajar en invierno a El Hierro si no sabe cuándo sale el barco.

Las cosas pasan así de curiosas, comentó el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, y señaló que la asociación que preside reclama que haya una conectividad “razonable y cierta” porque es la única forma de hacer reservas para los viajes.

Jorge Marichal dijo que por mucho esfuerzo de promoción que se haga si no se sabe cuando sale el barco, al menos con cuatro o cinco meses de antelación, no habrá turismo.


“Es un trabajo que tiene que hacer el Gobierno canario y que parece que está en vías de solución con partida económica suplementaria”, señaló el presidente de Ashotel.