X
economía>

El nuevo REF de Canarias no entrará en vigor hasta el uno de enero de 2015

   

D. N. M. / R. D. | Santa Cruz de Tenerife

La renovación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias cuya vigencia acaba el 31 de diciembre, se retrasa más de lo que se temía. Lo ha confirmado el consejero de Economía y Hacienda. “Deberá aplazarse al menos seis meses”, declaró Javier González Ortiz. Días después de que la Comisión Europea (CE) aprobara las directrices de ayudas de Estado con finalidad regional, el Gobierno autonómico alargó las previsiones hasta 2015. Como quiera que el mencionado marco normativo no empezará a aplicarse el 1 de enero de 2014, sino el 1 de julio, el REF revisado tampoco será efectivo en esa fecha, sino el 1 de enero de 2015.

Esta circunstancia significa que “habrá que solicitar a la CE la prórroga”, algo que no ha sucedido antes. La ley 19/1994, de 6 de julio, de Modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, regula diversos incentivos fiscales, con la consideración en determinados casos de ayudas de Estado. En este sentido, las autorizaciones rigen para el periodo 2007-2013 y su desarrollo ha de ajustarse a las directrices comunitarias. A pesar de este traspié, las negociaciones entre el Ejecutivo canario y el Gobierno de la nación mantienen su ritmo. “Son dos cosas distintas”, puntualizan desde la Consejería de Economía y Hacienda. “Si se producen alteraciones en el calendario, no será por este motivo”, recalcan.

Cinco meses después, Canarias recibió en abril la respuesta del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a la propuesta para la reforma del REF consecuencia de la moción parlamentaria aprobada por unanimidad en julio y por la que se mandataba al Gobierno de Paulino Rivero a emprender el diálogo. La comunicación oficial se había enviado el 5 de noviembre, tras los contactos exploratorios.

En el informe, el equipo de Cristóbal Montoro solicitaba las “normales y habituales” aclaraciones técnicas. Por aquel entonces, Javier González que la renovación del REF ya tenía un largo recorrido. “Tras una intensa tarea interna, se iniciaron durante los primeros meses de 2012 con el lanzamiento de una encuesta abierta a todos los ciudadanos que se completó con numerosos encuentros con los agentes económico-sociales”.

En febrero, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, asumió los principios generales de las sugerencias isleñas. “Trasladó su plena coincidencia y sintonía para que la modificación del REF pivotase sobre el mantenimiento y la generación de empleo, la diversificación económica y el apoyo a las pymes y autónomos como principales motores del crecimiento”.

No ha sido, sin embargo, un camino de rosas. Las tensas y recelosas relaciones entre los agentes políticos han colocado al borde de la ruptura el tradicional consenso en torno a uno de los fundamentos del desarrollo económico de Canarias.

Directrices

Canarias, bien, pero pierde cinco puntos

Las directrices de ayudas de Estado de finalidad regional aprobadas por la Comisión el miércoles pasado, que son la norma que regirá en el nuevo septenio, han dado una buena alegría a las Islas, que se mantienen, por su condición de ultraperiféricas, en el grupo de las regiones más beneficiadas en cuanto a las intensidades máximas autorizadas para esos apoyos a empresas, esto es, en las incluidas en la letra a con más del 60% de la renta media per cápita de la UE.

Según refleja el documento, Canarias, como el resto de regiones de su subgrupo, ve aminorada en cinco puntos todas las intensidades máximas que se aplican en 2007-2013.

La razón de esa reducción se debe a que la asignación por renta pasa al 25% (ahora el 30%). Los máximos por tamaño de empresas en las Islas serán: 55% para pymes, 45% para medianas y 35 para grandes, sobre el Equivalente de Subvención Bruta (ESB).