X
ADEJE >

Perros que buscan dueño

   

CENTRO ACOGIDA ANIMALES ADEJE

El Centro Municipal de Acogida de Animales de Adeje se construyó hace tres años. / DA

DIARIO DE AVISOS | Adeje

El Centro Municipal de Acogida de Animales de Adeje colabora con las diferentes protectoras de la Isla para potenciar la adopción, así lo asegura Gonzalo Delgado Díaz, concejal del Área de Servicios Municipales, quien anima a la ciudadanía a “que si quieren tener un animal recuerden que en nuestro Centro tenemos aquellos que sus dueños han abandonado y que necesitan del cariño de una familia”. “En lo que llevamos de año ya se han adoptado unos veinte perros y ahora mismo tenemos ocho esperando un hogar”, añadió.

El Centro de Acogida de Animales es una instalación gestionada por el Ayuntamiento de Adeje que tiene como objeto exclusivo la recogida y atención temporal de los animales domésticos, generalmente perros extraviados, abandonados o vagabundos, hasta su recuperación por los propietarios como primer objetivo, o en caso de no localizar al dueño, su adopción.

El Centro se construyó en 2010 con fondos del gobierno central a través del Plan E, del que se destinaron 200.000 euros para su desarrollo según la Ley de Protección Animal. “Fue una apuesta por la que nadie creyó en aquel momento y que muchos nos criticarán por invertir esa cantidad en este refugio pero para nosotros era una cuestión ineludible ya que veíamos la necesidad de cambiar la filosofía de la recogida de animales, especialmente de perros, y creamos este proyecto con la ayuda y colaboración de diversas protectoras, así como de los centros veterinarios locales”.

En este sentido, el Ayuntamiento tiene un acuerdo de colaboración firmado con el veterinario colegiado Nahun García del Rio, que es quien se encarga de controlar al animal a su llegada y administrarle los antiparasitarios u otros tratamientos que requiera. Asimismo, este profesional acude al centro cada veinte días para la supervisión del estado de los animales y es avisado si alguno de ellos se pone enfermo. Personal municipal se encarga de la limpieza y alimentación de los animales que se realiza de forma diaria, además del servicio administrativo para la gestión de la documentación y atención al público.

La política de adopción se basa en la colaboración con las protectoras, como Adopciones Tenerife, a las que se les proporciona la información del animal para que puedan difundirlo en los medios. Asimismo, desde el Ayuntamiento se viene trabajando en una plataforma on line desde hace algunos meses para poder publicitar y difundir las fotos y características de los animales que pueden ser adoptados, aunque esta información está disponible también en la página web.

Al respecto, Delgado Díaz pide a la ciudadanía que “por favor no abandonen a los animales, y que antes de adquirir uno, piensen primero en todas las responsabilidades y obligaciones que supone su tenencia”.

Las personas que estén pensando en adoptar un perro pueden dirigirse a las instalaciones del Centro de Acogida, ubicado en las naves municipales cercanas a la rotonda de La Atalaya. El procedimiento para la adopción incluye la presentación de la documentación y para retirar al perro del centro es de obligado cumplimiento el acudir con un veterinario que en ese momento le ponga la vacuna antirábica y el microchip de identificación.

Identificación

Los animales abandonados, especialmente los perros, que deben llevar microchip identificativo, son recogidos por el personal municipal y la Policía Local se encarga, con los tres lectores de los que disponen desde hace años, de realizar la lectura de los datos del perro y consultar con la Central de Veterinaria donde tienen la base de datos de esos sistemas de identificación.

El Centro de Acogida de Animales dispone de 23 unidades separadas en las que puede haber más de un animal, dependiendo de sus dimensiones o peligrosidad, nunca ha llegado ni al 50% de su capacidad. La ocupación de esta instalación municipal suele estar en torno a los 10-15 animales al unísono. Ahora mismo hay tres perros en estado adoptable, y otros siete que están en el periodo de 20 días para tratar de localizar a sus dueños. Para adoptar u animal la persona debe ser mayor de edad y, si la raza es potencialmente peligrosa, sacar la licencia administrativa pertinente.