X
tribunales>

La Policía sospechó de Bretón desde el principio porque no era activo en la búsqueda de sus hijos

   

EFE | Córdoba

Los agentes policiales que acudieron al parque Cruz Conde, donde José Bretón dice que perdió a sus dos hijos, vieron “rara” y “extraña” la actitud del acusado desde el comienzo de la investigación, han dicho hoy en la séptima sesión del juicio.

El jefe de Subgrupo de Atención al Ciudadano ha declarado ante el jurado popular que Bretón, acusado de asesinar a sus dos hijos en octubre de 2011, “no daba detalles” de la desaparición cuando fue requerido en el mismo parque y tenía una actitud “muy extraña”.

El agente ha explicado que el acusado estaba “parado, muy quieto y sin buscar activamente a sus hijos”, lo que sumado a “otras cosas raras” dio pie a los investigadores a pensar que “se trataba de algo más” que una simple desaparición.

Por su parte, el jefe del Servicio de Incidencias, que también acudió al parque en el momento en que se enteró de la supuesta desaparición, sobre las 19.00 horas del 8 de octubre de 2011, ha resaltado que a los diez minutos de hablar con Bretón se dio cuenta “de que algo fallaba”.

Ha manifestado que tenía una “tranquilidad que no nos cuadraba” y, aunque respondía a todas las preguntas y colaboraba con los agentes, lo hacía “con una frialdad sorprendente”.

El agente ha apuntado que sólo vio nervioso a Bretón cuando llegaron a la finca de “Las Quemadillas” esa misma madrugada y cuando le preguntaron por la hoguera que allí se había hecho el acusado les dijo que “había quemado papeles”.

Además, ha asegurado que dio orden de “no tocar la hoguera y proteger la zona” hasta que llegaran los especialistas, ya que pensó que “algo había ocurrido allí”.

Finalmente, el agente policial que registró la denuncia en sede policial sobre las 20.13 horas ha asegurado que tuvo que “sacarle información con cuerda” ya que “no daba detalles de lo que había ocurrido”.

Este policía ha explicado que se sorprendió mucho de la actitud de Bretón que estaba “como si la cosa no fuera con él” y que la denuncia era un “simple trámite”.