X
a veces soy humano > Félix Díaz Hernández

Rumorea que algo queda – Por Félix Díaz Hernández

   

El próximo campo de batalla de esta loca sociedad que devora noticias, informaciones y datos, casi mucho más rápido que el propio devenir de los acontecimientos, va a ser la lucha por la credibilidad.

La gente ya no cree en casi nada y a veces duda hasta de lo evidente, la realidad que le golpea en la cara cada mañana. Mientras en ese río revuelto de la confusión pescan a manos llenas los expertos en generar rumores, que, sean ciertos o no, logran expandirse y filtrarse por cada una de las capas de esta pseudocivilización.

Recordando la manida sentencia que me descubrieron hace mucho tiempo en una redacción de periódico, como ejemplo de una mala práctica, “no dejes que la realidad te fastidie un buen titular”. El problema añadido es que la credibilidad una vez perdida no vuelve a florecer en la misma planta, ni en la misma boca del desprestigiado mentiroso. Vamos a disponer, en breve, de antológicas colecciones de presidentes, ministros, diputados, alcaldes a los que ya no cree ni su madre.

Pero no pensemos únicamente en la clase/casta política; cala ese desprestigio, y así lo señalan investigaciones sociológicas recientes, en periodistas, abogados, sanitarios, deportistas, policías, monarcas, jueces… Pues les adelanto que cuando se agote la última gota de credibilidad estaremos todos perdidos y la verdad, la realidad será dibujada por los tertulianos que griten más, que llamen más la atención o los gurús de la nueva comunicación que, a golpe de talonario y vanidad, nos marcarán el camino y qué debemos pensar en cada momento.

@felixdiazhdez