X
cd tenerife >

Sergio Rodríguez: “Da rabia que no me dieran dos partidos seguidos”

   

 Sergio Rodríguez Sánchez

El talaverano, durante un entrenamiento con el Tenerife. / DASergio Rodríguez Sánchez, ex jugador del CD Tenerife. | DA

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Sergio Rodríguez Sánchez
nació en Talavera de la Reina (Toledo) el 22 de agosto de 1980. Recaló en el CD Tenerife siendo un joven defensor, de edad sub-23 pero con más de 80 partidos de experiencia en Segunda División B. Era una firme promesa del fútbol español, criado en el semillero del Atlético de Madrid y en el del Celta de Vigo. Campeón de Europa y subcampeón del mundo en las categorías inferiores de la selección. Fue una apuesta firme de Pedro Cordero, quien estaba convencido de que sería el lateral derecho blanquiazul del futuro. Sin embargo, dos años después, Sergio está sin equipo y con la sensación de que en la Isla no le dejaron demostrar que de verdad podía llegar a ser una realidad. El pasado lunes Quique Medina le comunicó que no entra en los planes de Cervera para la próxima temporada.

-¿Ya sabe su próximo destino?

“No. Hay equipos que han preguntado por mi situación, pero no hay nada concreto. Aún hay equipos que no se saben dónde van a estar, por lo que tengo que estar tranquilo”.

-Después de dos temporadas en las que apenas ha disfrutado de jugar con continuidad, se sobreentiende que lo que quiere es recalar en un equipo que de verdad cuente con usted.

“Exacto. Yo lo que quiero es jugar y estar feliz. Los dos años que he estado aquí, no he podido disfrutar de lo que venía haciendo en los años anteriores, por lo que ahora quiero es volver a sentirme futbolista y verme de nuevo en los onces titulares”.

-¿Qué balance puede hacer de su paso por la disciplina blanquiazul?

“En el plano colectivo, el objetivo por el que vine se cumplió y eso es muy satisfactorio, pero a nivel personal me voy triste y con rabia. En los dos temporadas en las que he estado aquí no he disfrutado. Me marcho dolido, pero sabía donde estaba y sabía que estaba en un club muy grande en el que era complicado hacerse un hueco. Yo me siento partícipe del objetivo, pero me voy triste”.

-¿Se marcha dolido?

“Te da rabia no haber tenido la oportunidad de jugar dos o tres partidos seguidos”.

-Además se va de un grupo que ha formado una familia esta temporada y precisamente esa ha sido la base del éxito. ¿Le apena esta circunstancia?

“Por supuesto. Desde el lunes que me comunicaron la noticia, no han sido días fáciles en lo personal. Dejo atrás una familia, pero la vida sigue. Dejo muchos amigos en la Isla, pero el día de mañana seguro que me los encontraré”.

-¿Con qué o con quién se queda de su paso por el equipo de esta Isla?

“Sería injusto decir que me quedo con un par de respeto, La afición siempre me demostró cariño y respeto, por lo que me quedo con eso y con los compañeros que me han apoyado cuando estaba mal”.