X
economía >

La troika pide vigilar los activos de la banca

   

EUROPA PRESS | Bruselas

Los inspectores de la troika -formada por la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- aseguraron ayer que España ha cumplido ya prácticamente todas las condiciones exigidas a cambio del rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros, pero han pedido al Gobierno que mantenga la “vigilancia” sobre la calidad de los activos de las entidades teniendo en cuenta la “adversa situación económica”.

La troika reclama además a España que supervise la aplicación de las normas para paliar los desahucios con el fin de garantizar que no tengan un impacto negativo sobre la estabilidad financiera. “El programa (para el sector bancario español) continua por el buen camino”, subrayan en dos informes paralelos -uno de la Comisión y el BCE y el otro del FMI- los inspectores de la troika que visitaron Madrid del 21 al 31 de mayo.

“El cumplimiento de las condiciones del memorándum de entendimiento casi se ha completado y se han realizado logros a la hora de reforzar el marco de gobernanza, regulación y supervisión del sector bancario”, resaltan los inspectores. Además, la reestructuración de las entidades con problemas se está produciendo de acuerdo con el calendario pactado. “No obstante, los riesgos para la economía y por tanto para el sector financiero siguen siendo elevados, ya que España sigue atravesando un proceso difícil de corrección de los grandes desequilibrios previos a la crisis”, subraya en particular el dictamen del FMI.

Estos riesgos se deben al alto paro, la contracción de la actividad, la elevada deuda privada y exterior y el rápido aumento de la deuda pública. Es por ello que la troika pide mantener “un control estrecho sobre el sistema para preservar la estabilización final de las instituciones de crédito”. Este control es necesario debido a “la adversa situación económica, la continua necesidad de desapalancamiento del sector no financiero español y el ajuste en el mercado inmobiliario, que sigue afectando al crédito.