X
agricultura >

La UE sella la nueva PAC, que no quita ni un euro a Canarias

   

ROMÁN DELGADO / AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife / Bruselas

La Unión Europea (UE) cerró en el día de ayer un acuerdo político sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) que garantiza hasta el 30% de los pagos directos a prácticas ecológicas y un reparto más equitativo de las ayudas entre los agricultores europeos.

Además, tal y como pudo saber el DIARIO de fuentes cercanas al proceso negociador, la nueva PAC, la que se aplicará en el septenio 2014-2020, mantiene las fichas financieras actuales de los programas especiales que disfrutan las Islas por su condición de región ultraperiférica (las RUP), entre ellos el principal, el Posei, y consolida como nivel máximo de cofinanciación pública de las inversiones agrarias el actual, que es del 85%.

Organizaciones profesionales agrarias de las Islas, entre ellas COAG-Canarias, valoraron ayer el resultado de la reforma de la PAC para los intereses del campo local, en especial porque no hay pérdida de recursos específicos para las Islas, lo que pudo ocurrir.

En el día de ayer, “ha habido fumata blanca”, dijo el jefe negociador del Parlamento Europeo (PE), Paolo de Castro, en una rueda de prensa después del último trílogo entre el Consejo de la UE (los gobiernos), la Eurocámara y la Comisión Europea y la comisión parlamentaria de Agricultura, el que avaló el pacto. La nueva PAC, que se negocia desde 2011 y contará con la mayor partida del presupuesto de la Unión en los próximos siete años -400.000 millones de euros, de los que España espera percibir más de 50.000-, incluirá como principal novedad la concesión del 30% de los pagos directos a cambio de prácticas verdes: mantener pastos, diversificar cultivos o mantener áreas de interés ecológico. Los cultivos permanentes como el olivar, los frutos secos o los frutales no tendrán que cumplir requisitos ecológicos adicionales. El acuerdo contempla también medidas para evitar el “doble pago” de fondos de desarrollo rural por las mismas iniciativas ecológicas. Otro aspecto muy debatido por la UE fue la propuesta de la Comisión de instaurar una “tasa plana” igual para todos los agricultores a escala nacional, que finalmente quedó rebajada a un nivel de convergencia interna del 60% de la media del pago medio regional por hectárea en 2019, siempre y cuando las explotaciones no sufran pérdidas del 30%. La normativa también incluye una definición de “agricultor activo” y una lista “negativa” obligatoria para excluir inversiones.