X
lucha canaria >

CajaCanarias da su apoyo a las joyas de la brega

   

CAMPUS LUCHA CANARIA CAJACANARIAS

Francis Pérez Pollo de Frontera, el espejo donde se miran las nuevas generaciones. / AARÓN S. RAMos

LUIS DE LA CRUZ | Santa Cruz de Tenerife

Hace mucho tiempo la Dirección General de Deportes tenía sobre la mesa un bonito proyecto, que con el paso de los años se marchitó porque nunca se ejecutó.

La Fundación CajaCanarias desde hace cuatro años puso en marcha, el Campus de lucha canaria que sirve para la proyección y el perfeccionamiento de lo que serán las nuevas figuras de este deporte.

CajaCanarias y SportTeam Consulting han puesto en marcha un proyecto, que ya es imparable y que muchos municipios se lo rifan para ejecutarlo en el próximo ejercicio.

Es la formación permanente de luchadores y también de personas. En el Campus de Lucha Canaria, que se llevó a cabo la pasada semana en el municipio de Arafo se trabajó en diferentes frentes. Mejorar la técnica de todos los participantes y abordaje de los valores más nobles de esta disciplina deportiva como son la nobleza, el compañerismo y la amistad fue una de las máximas de este campo de trabajo.

Acercamiento a la cultura, al medio ambiente y a la sociedad arafera fue otros de los objetivos que se cumplió durante una semana intensa de trabajo.

El Ayuntamiento de Arafo se volcó con este proyecto. Su concejal de deportes, el alcalde y toda la corporación pusieron su granito de arena para que el municipio sureño llegara a todos los rincones de Canarias, con la lucha como embajadora de un pueblo, que siempre ha cuidado nuestras señas de identidad y también nuestras costumbres.

La alimentación, la prevención, hábitos saludables y disfrutar de diferentes actividades lúdicas fue el desvelo del gran equipo profesional que contrató SportTeam Consulting para que todo saliera a pedir de boca.

Una vez más, la Fundación CajaCanarias, demostró que apuesta por mantener lo nuestro y las señas de identidad que nos diferencian del resto de pueblos en un mundo globalizado.

Fue una semana inolvidable para los niños que participaron en un proyecto que estuvo plagado de figuras y de personas que lo han dado todo por la lucha canaria.

MONITORES CON NOTA MÁXIMA

El IV Campus de Lucha Canaria, bajo el patrocinio de la Fundación CajaCanarias se ha significado por la calidad de los monitores y los luchadores, que han aportado todos sus conocimientos y sus experiencias durante toda la trayectoria dentro de este mundo deportivo.

Francis Pérez Pollo de Frontera ha sido con diferencia uno de los mejores luchadores de todos los tiempos dejó muy claro durante su estancia en Arafo, que en la actualidad, devuelve todo lo bueno que en su momento le dio la lucha canaria. Estuvo muy atento a todas las evoluciones de los más pequeños. No paró de inculcarles que para llegar hay que tener mucha capacidad de sacrificio; de horas de entrenamientos y ser competitivos a Pérez no le gustaba ni perder a los boliches. Nobleza y respeto por el contrario fueron sus máximas y no paraba de repetirlo, una y otra vez, en sus clases magistrales durante una semana. Añaterve Abreu es producto del trabajo de mucha gente porque se incorporó un poco tarde a la lucha canaria, pero cuando llegó lo hizo para triunfar. Es un bregador cinco estrellas y un monitor con una enorme capacidad y dotes pedagógicos. Su sueño es que el próximo año este campus se celebre en La Orotava, aunque Arafo ha puesto el listón muy alto por el alto grado de compromiso por parte del ayuntamiento arafero.

Elieser Gutiérrez pertenece a la fábrica de Valle de Guerra. De pequeño jugaba a la lucha canaria y siempre le pedía a los Reyes Magos, ropa de brega. Su participación en cualquier evento de base sirve para elevar el nivel del proyecto. El vallero, de manera sencilla, siempre sabe llegar muy bien a los más pequeños. Lo único que les pidió es que disfruten con la lucha y que sirva como modelo complementario a la educación porque para él, lo más importante es que estudien.

Eusebio Ledesma es en la actualidad, el luchador de moda. Un bregador que apuesta por la superación personal y no se pone techo. Es posiblemente, el ejemplo a imitar porque en edad cadete es un bregador que lo tiene todo para triunfar. Desde su sencillez trabajo muchos aspectos técnicos con los más pequeños. Machacó pequeños conceptos, que a la larga son muy grandes.

Fran Gaspar, como coordinador del IV Campus de Lucha CajaCanarias intentó aglutinar a todos los monitores y entrenadores para cumplir con el plan trazado. Al final, lo cumplió con creces y durante una semana analizaron todas las carencias que tiene en la actualidad el trabajo con la base para intentar mejorar y llegar sus conclusiones, tanto a la Federación Nacional de Lucha Canaria, como al resto de federaciones insulares.
El IV Campus de Lucha Canaria sirvió para aglutinar a diferentes generaciones de nuestro deporte vernáculo. Desde los más pequeños, a los mayores que aportaron su experiencia.