X
tribuna>

CC se suma al barranco – Por Casimiro Curbelo*

   

La canalización del barranco de Valle Gran Rey es una obra que tuve la satisfacción de gestionar desde La Gomera con el Gobierno de Zapatero. Tras las inundaciones que sufrió la Isla en 2005, el Cabildo proyectó un plan de encauzamientos, que incluye todos los municipios y tiene como finalidad evitar riesgos y garantizar la seguridad de las poblaciones.

El programa insular suma 12 actuaciones y un presupuesto global de 45 millones de euros, en los que se incluyen los 6.999.681.90 euros por los que finalmente el Ejecutivo nacional adjudicó la obra del municipio sureño. El recorrido, sin embargo, no ha sido, ni está siendo fácil.

Hubo que conciliar muchos los intereses, pero finalmente se llegó a un proyecto de consenso, en el que participaron vecinos y representantes institucionales y que, además, supone un capítulo excepcional de las inversiones públicas que recibe el municipio y el conjunto de la Isla.

Numerosos fueron los obstáculos que se tuvieron que salvar incluso en el seno de la propia Comunidad Autónoma, entonces gobernada por CC-PP y en principio reacia a la inclusión de la iniciativa, en el convenio de Obras Hidráulicas Canarias-Estado. Sin embargo, finalmente se consiguió sacar adelante una obra que aquí era y es muy necesaria.

Las particularidades de la orografía insular han llevado a organizar los núcleos poblacionales en el entorno de los barrancos. No existen otras alternativas y, en consecuencia, se hace necesario trabajar en la seguridad de los pueblos. Conscientes de esta realidad, con el aval de la experiencia y guiados siempre por la máxima de defender a sus representados, el Cabildo decidió acudir al Gobierno de España.

Se aprovechó la coincidencia de la Presidencia y la representación en el Senado, además del gobierno socialista de España, para emprender una gestión directa que dio muy buenos frutos, pues ya son realidad canalizaciones de la cañada del Herrero, en San Sebastián, con una inversión de 3,3 millones de euros, y el barranco de la Junta, en Alajeró, con otros 3,3 millones. Además, se han iniciado los trabajos en Hermigua, que suma 4,3 millones de euros, y la referida de Valle Gran Rey, que hoy defendemos todos.

Y en verdad resulta muy positivo que cada vez sean más las voces que comprendan la realidad y se sumen a la defensa de La Gomera, tal y como ha hecho la representante de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, al presentar esta semana una iniciativa parlamentaria en la que exige al Gobierno de España que cumpla con los compromisos asumidos con Canarias y particularmente con Valle Gran Rey.

Como bien ha asumido CC, la canalización del barranco de Valle Gran Rey es una infraestructura declarada de interés general que debe concluirse cuanto antes. Sin embargo, a día de hoy la obra se encuentra paralizada, sin tener en cuenta la conveniencia de aprovechar el verano para avanzar y, por tanto, evitar los riesgos que pueden derivarse de la llegada de las próximas lluvias.

Es evidente, además, la transcendencia económica de la actuación, a la que se vincula otra ventaja: la posibilidad de crear empleo, o lo que es lo mismo, una importante herramienta para combatir el paro. Acabemos, pues, con los obstáculos, tal y como se solicitó también desde la Corporación insular durante el último pleno, celebrado el pasado 5 de julio, con la adhesión también por acuerdo plenario unánime del Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

Recordemos que existe ya un proyecto modificado que recoge todas las sensibilidades y cuenta con todos los permisos necesarios, y reemprendamos de inmediato la reposición de las infraestructuras del cauce.

* PRESIDENTE DEL CABILDO DE LA GOMERA