X
tragedia en galicia>

La cifra oficial de fallecidos se reduce a 78

   

AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife

Miles de personas han depositado flores en recuerdo de los fallecidos en la plaza del Obradoiro. | EFE

Miles de personas han depositado flores en recuerdo de los fallecidos en la plaza del Obradoiro. | EFE

Las víctimas mortales del accidente de tren registrado el pasado miércoles en Santiago de Compostela se sitúan en 78, de las cuales cinco están pendientes de identificar, pero la Policía Científica y los forenses prosiguen con los análisis de otros restos humanos recogidos en el lugar del siniestro. Permanecen asimismo ingresados 81 heridos, de los cuales 28 adultos y tres niños continúan en la unidad de críticos. De esta forma, el balance de fallecidos es aún “provisional”, en función de lo que determinen las pruebas a las que serán sometidos los restos humanos recogidos, puesto que hubo fragmentación de cuerpos, según expuso en rueda de prensa el jefe de la Unidad Central de Coordinación de Policía Científica y secretario de la Comisión Técnica Nacional para Sucesos con Víctimas Múltiples, Antonio del Amo. Por su parte, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) detallaron que son tres los restos humanos recogidos en Angrois y que, por su envergadura, creen que se podrían corresponder con otros dos posibles fallecidos. De ahí que la cifra que se barajaba hasta las últimas horas fuera de 80 víctimas mortales.

El presidente del TSJG, Miguel Ángel Cadenas, confirmó que “hay catalogados tres restos, que están en estudio y son susceptibles de hacer variar mínimamente la cifra final de personas fallecidas”. El objetivo es verificarlo “a corto plazo”, pero puntualizó que “no se puede concretar cuánto llevará”.

Las mismas fuentes han apuntado que unos 70 fallecidos ya han sido entregados a sus familiares, y prevén que todos los identificados estén a disposición de sus parientes en las próximas horas. Además, señalaron que el trabajo de forenses y policías científicas prosigue en el pabellón con la catalogación de los objetos recuperados del tren. De hecho, los equipos confían en que a lo largo de la tarde “fructifiquen” los trabajos para determinar alguna otra identidad. Según datos aportados por la policía científica en una rueda de prensa en Santiago de Compostela, el número total de víctimas contabilizado hasta ayer son 78, de las cuales 75 ya han sido identificadas y otras 3 siguen a la espera de los resultados de las pruebas de ADN realizadas.

En concreto, de las víctimas identificadas, 28 procedían de Galicia, mientras que otras 11 eran originarias de Madrid. Entre estas últimas, el vicario de la Iglesia de Santa Teresa de Colmenar Viejo, José María Romeral, de 67 años de edad. Las distintas provincias de Castilla y León suman 11 víctimas mortales entre los fallecidos, de las que dos procedían de Valladolid, otras dos de Ávila, dos de Zamora, una de Segovia y otra de Salamanca.

De Andalucía procedían cinco de las víctimas, todas ellas oriundas de Cádiz, del municipio de San Fernando; mientras que Castilla-La Mancha suma tres fallecidos en el accidente, dos de ellas procedentes de Ciudad Real(entre ellas M.J.C., de 30 años de edad, natural de Valdepeñas, cuyos restos ya han llegado a su municipio natal; e Isidoro Fernández, tío del concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Ciudad Real) y una más de Toledo (Juana Arganda). Por su parte, del País Vasco procedían dos de las víctimas, una de Guipúzcoa y otra de Vitoria; y también entre los fallecidos había dos personas de Logroño (Rosa María Nicolás Alonso, de 71 años, y Francisco Navajas, de 76) y otras dos procedentes de la Comunidad Valenciana, concretamente de Alicante. Extremadura (Cáceres), Cantabria (una mujer santanderina de 71 años), Murcia, Lérida y Canarias (con Santiago, el tinerfeño de Candelaria) son las comunidades que tienen una víctima mortal entre los fallecidos. También hay extranjeros entre los perecidos. A las muertes ya registradas de un ciudadano argelino, otro mexicano y otro estadounidense se suman las últimas identificaciones de una mujer dominicana y un italiano.

Mientras tanto, la investigación del accidente de Santiago intenta aclarar si hubo un fallo técnico o del maquinista, que ayer se negó a declarar ante la policía y que, según el presidente de Adif, tuvo que recibir un aviso para reducir la velocidad cuatro kilómetros antes del lugar del descarrilamiento.El conductor del convoy quiso contestar al interrogatorio policial en el Hospital Clínico de Santiago, donde permanece detenido bajo una acusación de “imprudencia” a la espera de declarar ante la jueza instructora, que ayer ordenó su imputación por el accidente, que ha provocado 78 muertos. El detenido puede pasar a disposición judicial en el mismo hospital, lo que previsiblemente se producirá hoy sábado. El presidente de Adif, Gonzalo Ferre, dijo que “cuatro kilómetros antes del lugar donde se produce el accidente (el maquinista) ya tiene la notificación de que tiene que empezar a reducir la velocidad, porque a la salida del túnel tiene que ir a 80 (kilómetros) por hora”.

Conmoción en Candelaria
El municipio tinerfeño de Candelaria recibió ayer con la lógica conmoción la noticia de que Santiago, nacido en la Villa Mariana hace 49 años, era uno de los fallecidos en la tragedia del tren siniestrado a su llegada a Santiago de Compostela. Aunque residente en Madrid, una de las hermanas de Santiago (que rehusó la invitación de los medios de comunicación) es vecina del lugar. La luctuosa información, adelantada en su edición de ayer por este periódico, fue confirmada al mediodía por los especialistas de la Policía Científica al anunciar el recuento oficial de fallecidos. Mientras tanto, el duelo es general en toda España, donde se ha decretado tres días de luto que han orillado los actos festivos como, precisamente, los previstos ayer tanto en Candelaria como en el vecino municipio de Güímar.