X
SUCESOS >

Denuncia un robo de más de 30.000 euros en su casa de Adeje

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Además de los delitos de pobre (llamados así por lo escaso del botín), sin duda la acción criminal de mayor auge en Canarias desde que la crisis económica modificó las conductas de los delincuentes isleños es el robo en viviendas, con estadísticas atronadoras que -todo hay que decirlo- se han visto aún más impulsadas al incluirse desde hace pocos años los atracos en apartamentos y habitaciones de hoteles en dicho apartado.

En los últimos días el Sur de Tenerife ha conocido de dos casos relacionados, ya que un ciudadano interpuso el pasado lunes una denuncia por el supuesto robo de dinero y efectos que superan los 30.000 euros, mientras que el Cuerpo Nacional de Policía anunció ayer el arresto de hasta seis sospechosos de integrar una banda que irrumpió en otra morada con una maza.

Del crimen aún por resolver, de momento sólo ha trascendido que el robo tuvo lugar (siempre según la denuncia) entre las tres y las once de la tarde noche del pasado día 30, y que se produjo en una vivienda de Torviscas Alto, concretamente en la Urbanización Balcón del Atlántico.

A buen seguro que del caso ya se encargan compañeros del CNP adscritos a la Comisaría Sur Tenerife de los que procedieron a la detención de cuatro mujeres y dos hombres, de edades comprendidas entre los 22 y los 39 años y a los que se les imputa el asalto a otra vivienda, ésta en la cuarta planta de un conocido complejo de apartamentos de Los Cristianos.

La llegada de la pareja impidió a los asaltantes huir del apartamento y facilitó su captura

Los hechos, tal y como se recogen en una nota, sucedieron al mediodía del pasado 15 de junio, cuando los funcionarios acudieron al lugar y encontraron al morador de la misma quien, en un estado de ansiedad y nerviosismo, manifestó que se encontraba durmiendo en su habitación cuando tres individuos se colaron en su casa por la terraza aprovechando que dormía, aprisionándolo contra la cama mientras abrían la puerta del apartamento para facilitarle la entrada al resto de la banda, siendo estas cuatro mujeres.

En el transcurso del robo se personó en la vivienda la pareja del joven, la cual sorprendió a los intrusos de la banda mientras revolvían el salón, dándose éstos seguidamente a la fuga por la puerta principal y llevándose consigo diversos efectos, no sin antes, una de las autoras, golpear a la propietaria de la vivienda con una maza de madera en la espalda, la cual tuvo que ser atendida de las lesiones en el Centro de Salud de Los Cristianos.

Los agentes del CNP que habían acudido al lugar, tras auxiliar a las víctimas, procedieron a la detención de cuatro de los autores en su huída y a dos agazapados en el interior del residencial, todos ellos, en unión al atestado policial instruido, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.